Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

tipos-osmosis-inversa

Tipos de ósmosis inversa doméstica y cómo elegir la ideal

A la hora de elegir un equipo de ósmosis doméstica, tenemos que elegir entre varios modelos, dependiendo de su sistema de filtrado que más nos interese, o bien, el que sea más eficaz para resolver nuestro caso particular. En el mercado hay equipos de ósmosis inversa que usan diferentes mecanismos para filtrar. En función de las características de nuestro domicilio o del precio del equipo de ósmosis que estemos dispuestos a pagar y su relación calidad-precio, escogeremos un tipo de aparato u otro.

En general, muchos consumidores creen que hay un solo tipo de equipos de filtrado de agua por ósmosis inversa, cuando la verdad es que hay varias familias de equipo dependiendo del modo en que filtran el agua. Esto es importante ya que no siempre las empresas que venden equipos de ósmosis dan a conocer al cliente todas las opciones que tiene para escoger un equipo de ósmosis, por lo que a veces puede ser que acabes adquiriendo un equipo que no es el que más te conviene ni es el más adecuado para resolver tus problemas con la calidad del agua en tu hogar, por eso es interesante poder asesorarte con profesionales de gran experiencia en el tema.

 

¿Quieres saber más de los equipos de ÓSMOSIS inversa? SÍ QUIERO

 

La ósmosis inversa es una tecnología puntera al alcance de tu hogar

Por eso es relevante que conozcas cuáles son los tipos de equipos de ósmosis inversa doméstica que hay y cuáles son sus particularidades, según tengan bomba, depósito, empleen el sistema de ultrafiltración, etc. En todo caso, todos estos equipos, independientemente del sistema que empleen para filtrar y purificar el agua, cumplen una única función: mediante filtros y membranas logran separar sustancias del agua como el cloro, el plomo, el flúor, el calcio, el magnesio, el mercurio, los nitratos y otras impurezas que hay en el agua.

La ósmosis inversa fue desarrollada hace varias décadas por la NASA para reciclar el agua consumida por los astronautas. Años más tarde fue aplicada con éxito en el ámbito industrial. Los grandes fabricantes de alimentos, productos químicos, etc. usan la ósmosis inversa en sus procesos industriales. Finalmente, esta tecnología ha acabado llegando a los hogares, adaptándose a las necesidades reales de las familias y reduciendo mucho el precio hasta ponerlo al alcance de todas las economías domésticas.

Equipos de ósmosis con bomba y sin bomba

En primer lugar, podríamos dividir los equipos de ósmosis inversa en dos grandes familias: los equipos con bomba y los equipos sin bomba. A la hora de escoger un sistema de filtración de agua por ósmosis con bomba o sin bomba debemos de tener en cuenta cuál es la presión del agua. Dependiendo de los bares de presión con la que el agua llegue a nuestro domicilio, escogeremos un equipo con bomba o sin.

Si la presión del agua es menor a 2,5 bares, por lo general se recomienda adquirir un equipo con bomba, pero si la presión del agua es superior, no es necesario que el equipo traiga incorporada la bomba. De todas maneras, la tendencia actual del mercado es que todos los equipos traigan ya la bomba incorporada de serie. Si vemos que no la necesitamos, podemos quitarla, ya que la bomba consume electricidad y no hace falta usarla si no la necesitamos. El mismo técnico que nos instale el equipo puede desinstalar la bomba si ve que no la vamos a ocupar.

Modelos con depósito o sin depósito

También podemos distinguir entre los equipos de ósmosis inversa que tienen un depósito para acumular el agua filtrada y los que no lo tienen. Lo habitual es que los equipos de ósmosis doméstica tengan un depósito en el que se acumulan unos litros del agua ya filtrada, apta para el consumo y libre de sustancias que no queremos. Pero también hay en el mercado algunos modelos de ósmosis más compactos, pensados para el hogar actual de pequeñas dimensiones, que no disponen de un depósito sino que filtran el agua y la parte buena de ésta va directamente al grifo. En función de nuestras necesidades o gustos escogeremos un equipo de ósmosis con depósito o de flujo directo sin depósito.

Como ves, puedes elegir entre los diferentes tipos de equipos de ósmosis inversa. Sólo tienes que conocer las características de cada uno y ver cuál de ellos se ajusta más a las necesidades de tu hogar. Hay sistemas de ósmosis inversa que son muy habituales en la gran industria y que ya tienen su aplicación en el ámbito doméstico. Sin embargo, ofrecen prestaciones que para muchos aún sobrepasan las necesidades reales de un hogar.

La ultrafiltración es la tecnología más puntera

Nos estamos refiriendo a los equipos de ósmosis con sistema de ultrafiltración. Este sistema es el no va más en materia de filtrado y purificación de agua, ya que cuenta con la última tecnología. Como bien indica el nombre, en un equipo de ultrafiltrado, el agua se ultrafiltra. Es decir, pasa más veces y por un mayor número de filtros que en el sistema tradicional, por lo que nos aseguramos que el agua que vamos a beber en nuestro domicilio es de la mayor pureza y máxima seguridad posible.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba