piel_seca

Causas de tener una piel seca

Las causas de tener una piel seca pueden ser múltiples, pero están relacionadas especialmente con el agua. Tanto la calidad de agua que se utiliza durante el aseo diario, como la que se bebe, en este último caso, además de la calidad también importa la cantidad de agua que bebemos.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis inversa? SÍ QUIERO

Causas que originan la piel seca

Entre las razones más comunes se encuentran:

  • El clima.  Incidiendo en la temporada de frío y la sequedad producida por una humedad de bajo nivel.
  • Los rayos UV. Éstos resecan la piel en exceso ya que penetran en las capas más profundas de la piel que destruye las fibras de colágeno y la elastina se descompone de manera exagerada.
  • Jabones y detergentes. Algunos no ayudan, ya que parte de su composición favorece a la absorción de la humedad de la piel.
  • Los problemas de salud tales como el hipotiroidismo. Ésta también puede ser otra de las razones de la piel seca. El motivo es la ralentización hormonal que reduce, entre otras cosas, la sudoración y las glándulas sebáceas ocasionando una piel seca, además de áspera.
  • Agua dura. El consumo de agua demasiado dura es perjudicial para el organismo y la piel.

La base de la prevención de la piel seca y lograr evitar que ninguna de esas razones antes mencionadas agrave la resequedad de la piel, es tratar de mantener una piel hidratada desde su origen, beber agua y ducharse con aguas blandas que tengan un efecto directo menos agresivo para la dermis. 

Los efectos del agua blanda para la piel

Beber agua es de vital importancia, tanto para nuestro interior y el correcto funcionamiento de todos nuestros órganos, como para el exterior puesto que aporta el oxígeno pertinente para preservarla de agresiones externas.

La cantidad recomendada por médicos y dermatólogos es de una media diaria de entre 6 y 8 vasos al día. Esta cantidad asegura la hidratación adecuada para que el cuerpo pueda reponer tejidos y evitar la deshidratación que favorece la aparición de arrugas y el envejecimiento prematuro debido a su poca humedad natural. Dicha ingesta está también relacionada con la correcta eliminación de toxinas del cuerpo, un motivo más que interesante para deber agua de calidad como para limpiar nuestro organismo y no sobrecargarlo con altas concentraciones de cal y minerales pesados. La correcta eliminación de toxinas está totalmente relacionada con las erupciones cutáneas. Causadas tanto por sequedad como por granos y espinillas que aparecen cuando el cuerpo necesita liberar toxinas de manera interna o tiene poros obstruidos de manera externa.

Teniendo en cuenta todas las agresiones mencionadas y las formas de prevenirlas que está expuesto el organismo al consumir agua de baja calidad, puede ocasionar alta sensibilidad crónica además de sequedad. La piel sensible y seca necesita además de jabones y cosméticos determinados, una calidad de agua específicamente blanda para que el proceso sea lo menos perjudicial para tu piel, la instalación de un descalcificador en casa favorecerá que no tengas una piel seca después de la ducha y un malestar debido a la piel reseca.

Los picores e irritaciones por sequedad después de la ducha son debidos al agua excesivamente dura. Aunque parezca mentira, al igual que en otras superficies, la cal se va acumulando en nuestra epidermis y de esta manera, el exceso de cal en la dermis, la resequedad e irritaciones, pueden dar lugar a una dermatitis.

Los problemas con el agua dura van más allá, repercutiendo incluso en la ropa que se utiliza y también en la toalla en la que nos secamos. Que dichas prendas y toallas estén menos suaves aun y utilizando suavizante, son buena prueba de ello. Es habitual notar picor por ponernos o secarnos con esos tejidos que han estado tratados un agua excesivamente dura. Es posible que para contrarrestar la ineficacia antes referida, se utilice en exceso de productos químicos suavizantes que también dejaran restos en la piel, convirtiéndose en elementos extraños para nuestra dermis, dejando un resto del producto en nuestro cuerpo.

Los niños son especialmente sensibles a la baja calidad del agua, sufriendo la aceleración de enfermedades relacionadas con la sequedad de la piel debido a la no utilización de aguas blandas. La manera más fácil y resolutiva es instalar un descalcificador doméstico de agua en el hogar para evitar que empeore o empiecen los síntomas de la piel seca, incluso derivando a enfermedades dermatológicas crónicas.

Síntomas de la piel seca

Los síntomas pueden ir desde la clásica sequedad incipiente, sensación de tirantez y picazón con rojeces, hasta hinchazón, escamas y costras o secreciones cuando el problema ha ido demasiado lejos y no se ha puesto remedio a tiempo.

Los síntomas pueden afectar a todas las partes del cuerpo o a determinadas zonas más sensibles variando en casa persona. Aparecen de manera más clara en rodillas, codos y brazos con granitos secos y rugosidad, desagradables grietas en los pies que incluso pueden hasta sangrar. En la epidermis facial pueden aparecer múltiples rojeces e irritaciones, además de favorecer la aparición de la piel escamosa y empeorar enfermedades diagnosticadas como la psoriasis.

La solución puede pasar por la trasformación de agua dura en agua blanda gracias a un descalcificador doméstico adecuado. Los síntomas pueden remitir desde el primer día y a largo plazo, incluso pueden llegar a desaparecer si el origen de todo ello es la piel seca.

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.