agua con cal

¿El agua con cal afecta a las plantas?

Como ya hemos comentado en más de una ocasión en nuestro blog, el agua con cal genera grandes molestias e inconvenientes desde el punto de vista de la salud y de la limpieza. Sabemos que el agua que contiene cal no es buena para el consumo diario, ni tampoco para el riego de plantas y que además acorta la vida útil de nuestros electrodomésticos y no facilita la limpieza de casa y la vajilla.

Cuando realizamos un análisis del agua del grifo, a no ser que empleemos un descalcificador, veremos que dos elementos químicos que siempre aparecen son la cal y el cloro. Diversos estudios señalan que tanto el agua con cal como el agua con cloro no son idóneas para regar las plantas, y que perjudican seriamente su normal funcionamiento. Hoy nos centramos en ellas, en conocer qué tipo de agua les conviene más.

 

¿Quieres saber más sobre nuestros DESCALCIFICADORES? SÍ QUIERO

 

Lo ideal sería el agua de la lluvia

Idealmente, la mejor agua para regar las plantas es el agua de lluvia. Pero no podemos estar a expensas de los fenómenos meteorológico: no en todas las zonas la lluvia es habitual por lo que confiar en el agua de lluvia para el normal crecimiento y mantenimiento de nuestras plantas no es una alternativa viable.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de cuidar nuestras plantas es el tipo de tiesto en el que crecen. La mayoría de la gente las tiene en tiestos pequeños y esto provoca que cuando regamos estas macetas con agua con cal o con cloro concentramos en un trozo de tierra muy pequeño un gran número de sustancias nocivas que perjudican el crecimiento de la planta. Lo habitual es que las plantas se acaben debilitando y no crezcan como deberían.

 

El agua con cal marchita las flores y amarillea las hojas

Ante todo esto, una óptima alternativa para el buen cuidado de nuestras plantas en casa es utilizar algún sistema descalcificador en el agua. Si eliminamos la cal del agua, así como el cloro, la planta crecerá más sana y fuerte. Por el contrario, si habitualmente regamos las plantas con agua con cal veremos como a largo plazo la tierra del tiesto se alcaliniza. A fuerza de regar con agua con cal la planta no tendrá los nutrientes necesarios. Las flores se pondrán marchitas y las hojas se volverán de color amarillo.

trasladar el descalcificador

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no todas las plantas son igual de delicadas. Hay algunas que requieren un agua de más calidad que otras. Es especialmente destacable el caso de las orquídeas, una de las plantas más bonitas que hay en el mercado. Su cuidado tiene que ser especialmente minucioso. Muchos de los problemas del crecimiento de las orquídeas tienen su origen en una mala elección del agua de riego.

Los jardineros y los expertos en botánica recomiendan que en el caso de las orquídeas empleemos agua mineral o bien agua destilada. El agua de mineralización débil es la más apropiada para este tipo de plantas, a las que les perjudica gravemente la presencia de cloro o de cal en el agua. Para conocer las características del agua de tu casa es necesario realizar un análisis de una muestra recogida del grifo. Una vez conozcas el contenido en cloro y cal en el agua podrás saber qué método de descalcificación de agua te conviene más, de acuerdo con las características de tu domicilio y de acuerdo al presupuesto que quieras destinar a instalar un equipo descalcificador, que mejorará la calidad y el sabor del agua de grifo de tu casa.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba