refrescarse en verano

4 trucos para refrescarse en verano

Refrescarse en verano es una auténtica necesidad. Las altas temperaturas tienen una repercusión muy negativa no sólo en nuestra salud sino también en nuestro bienestar y además, el calor extremo puede alterar nuestro estado de ánimo y provocar situaciones a las que nuestro organismo no está acostumbrado. Es importante que sepas cómo refrescar una casa para lograr hacer más llevadero el calor del verano. A continuación te explicamos unos cuantos trucos para refrescarse en verano.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis inversa? SÍ QUIERO

Uno de los principales trucos para refrescarse en verano es, sin duda, estar bien hidratado. Habitualmente señalamos que la cifra recomendada para beber es de dos litros de agua diarios, pero en verano esta cifra puede incrementarse fácilmente. Las altas temperaturas hacen que eliminemos líquidos por medio del sudor, por lo que hay que compensar la pérdida bebiendo más agua u otro tipo de bebidas saludables. En todo caso hay que pensar cómo refrescar el hogar en esta época del año tan calurosa.

1 Alimentos frescos: cocinar poco o nada

Otra manera de refrescarse en verano es cambiar la dieta y optar por alimentos fríos o frescos, preferiblemente verduras, frutas y hortalizas. El verano es la mejor época para disfrutar del mítico gazpacho, de las ensaladas, así como de otras sopas frías que nos alimentan sanamente y nos ayudan a que el organismo esté bien hidratado para aguantar las jornadas de calor extremo. En esta época del año y si quieres no pasar calor, debes evitar algunas actividades en el hogar como por ejemplo, estar cocinando durante largo tiempo. Además, esta época del año invita a una dieta saludable y ligera.

Es cierto que beber agua es una de las mejores formas de refrescarse en verano, aunque hay otras maneras de sentirse fresco. Una de ellas es ducharse más a menudo, hasta dos o tres veces cada día, en función de la actividad que hayamos realizado en el transcurso del día. Ducharse con agua fresca es una manera muy buena de estar limpio y bajar la temperatura corporal, y por tanto, combatir de alguna manera las altas temperaturas. Esto nos ayudará a estar cómodos y a dormir mejor durante la noche.

2 Consumo responsable del agua y con conciencia ecológica

De todas maneras, a la hora de refrescarse en verano hay que tener en cuenta remedios que no supongan una amenaza contra el medio ambiente. El agua es un bien escaso, y conviene no derrochar agua bajo ningún concepto. El consumo por persona y hogar en España se sitúa un poco por encima de los 100 litros diarios, por lo que aunque haga calor no deberíamos superar esa cifra diaria de media, pensando en el bien del planeta y de las próximas generaciones.

A la hora de combatir el calor deberíamos pensar también en cómo refrescar una casa. Pasamos en nuestra casa muchas horas, y es conveniente razonar qué podemos hacer para que pese a las altas temperaturas logremos estar cómodos en nuestro domicilio. Algunas soluciones son costosas y aparatosas, pero otras están realmente a nuestro alcance y sólo dependen de un pequeño gesto o cambio.

3 Refrescar el hogar de manera consecuente

Aunque parezca mentira, cuando pensamos en como refrescar una casa, deberíamos tener en cuenta la iluminación. Y es que la luz de casa además de consumir electricidad, genera calor. Por tanto, en verano deberíamos reducir la factura eléctrica por esta vía. Además, durante el verano hay más horas de luz que nunca, por lo que realmente la luz eléctrica es menos necesaria que nunca. Además, podemos usar toldos y jugar con las cortinas y las persianas para evitar que la luz y el calor entren en el hogar.

En todo caso, a la hora de pensar en cómo refrescar una casa tenemos que fijarnos en la orientación de la casa respecto al sol, y en función de eso, tomar decisiones respecto a qué puertas o ventanas abrir en determinadas horas del día. Hay que buscar maneras de que el aire circule por el domicilio y que logre refrescar el hogar sin necesidad de recurrir a electrodomésticos que nos encarecen la factura eléctrica.

4 Salir de casa para estar más fresco

Las plantas también nos pueden ayudar a refrescar el hogar, siempre y cuando elijamos tipos de plantas con hojas grandes que tienen capacidad de absorber los rayos de sol. Preferentemente hay que colocar este tipo de plantas cerca de ventanas o puertas, para lograr el efecto deseado.

El verano es la mejor época para estar fuera de casa. Las altas temperaturas ciertamente no invitan a quedarse encerrado en el hogar. Además en esta estación del año hay muchas ofertas de ocio, y siempre apetece irse a lugares en los que las temperaturas son más agradables, paseos por la montaña, refrescarse en playa, piscinas o ríos, parques acuáticos o también puede ser una buena opción ir al cine, donde además de disfrutar de una buena película no se suele pasar calor.

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba