Vamos reinventar hábitos de consumo!

diciembre 21, 2022
mardeplastico

¡Cuidemos nuestro planeta!

Debemos cuidar nuestro planeta y replantearnos algunos hábitos de consumo! Se estima que el consumo de agua se produce el 26% del tiempo fuera de casa, mayoritariamente en botellas de plástico desechables, lo que no es la opción más sostenible para el planeta.

¡Debemos reducir nuestro consumo de plástico!

El término «plástico» nos trae inmediatamente a la mente las botellas de agua mineral, el típico envase «desechable» que satura el medio ambiente debido a los impresionantes volúmenes de producción.

El problema es que el plástico tiene un uso mucho más amplio y se emplea en prácticamente todos los ámbitos de la actividad humana. Muchos objetos que antes eran de madera, tela o metal ahora son de plástico. El plástico nació como un material económico, ligero y resistente, hecho para durar en el tiempo, por lo que debe utilizarse el mayor tiempo posible y luego desecharse o reciclarse adecuadamente al final de su vida útil. Sin embargo, el coste de producción y la flexibilidad de estos materiales hacen que se utilicen cada vez más para objetos desechables (platos y cubiertos, cápsulas, etc.), una contradicción que causa muchos daños al medio ambiente.

Aparte de las cantidades, el uso incorrecto de estos materiales también es un problema. Muchos plásticos se almacenan durante siglos en vertederos o acaban dispersos en el medio ambiente para llegar finalmente al mar, un mar que se está convirtiendo en el mayor contenedor de residuos de la historia de la humanidad.

Mar de plásticos, ¡problema de todos!

Hablamos mucho del impacto medioambiental del plástico, un material muy utilizado en nuestra vida cotidiana. Este impacto es especialmente notable en las dificultades de gestión para la eliminación de objetos de plástico, ya que por su naturaleza no son biodegradables y tienen una alta persistencia ambiental.

Esto acaba generando grandes cantidades de plástico en el mar, formando una capa y convirtiéndose así en un «mar de plástico».

¿Cómo reducir el plástico en la vida cotidiana?

Invertir el proceso es posible y necesario, ¡y para ello es necesaria la contribución de todos!

Los gobiernos deben promover políticas firmes de «uso/reutilización» que sean compatibles con el entorno en el que vivimos.

Las industrias pueden favorecer la producción de materiales biodegradables en lugar de sintéticos para envases, embalajes y artículos desechables.

Incluso los ciudadanos pueden eliminar fácilmente el plástico de su vida cotidiana.

Consejo: Aproximadamente 1 de cada 2 personas ya utiliza botellas de agua reutilizables y bebe agua del grifo para evitar las botellas de plástico, ¡haga lo mismo y conozca nuestras soluciones respetuosas con el medio ambiente!

 

Otros artículos