descalcificador doméstico

¿Qué tipo de mantenimiento necesita un descalcificador doméstico?

Un descalcificador es un aparato que cuenta con tecnología punta para purificar el agua de casa. Los materiales con los que están fabricados los sistemas Culligan están seleccionados siguiendo los estándares de calidad más alta. Pese a que están diseñados para que duren toda la vida, el mantenimiento del descalcificador es fundamental para mejorar las prestaciones del aparato y alargar la vida útil del mismo.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis inversa? SÍ QUIERO

 

Así pues, cuando compramos un descalcificador doméstico, no tenemos que olvidar que hay que realizar un mantenimiento periódico para asegurarnos de que el aparato está funcionando de manera eficaz en su máximo rendimiento. Todos los aparatos que en general llevan consumibles han de ser revisados cuando hay que llevar a cabo alguna tarea de mantenimiento.

No obstante, dada la complejidad y la alta tecnología que incorporan los descalcificadores domésticos, esta tarea de mantenimiento no puede ser llevada a cabo por cualquier persona. Un descalcificador doméstico moderno incorpora tanta tecnología que no es aconsejable ni siquiera intentar hacer cualquier cambio.

En el caso concreto de un descalcificador doméstico, cabe decir que ante todo es un electrodoméstico de alta tecnología. Por lo general, como usuarios no tenemos ni los conocimientos ni las herramientas adecuadas para realizar el mantenimiento del aparato en nuestro propio domicilio. Pero más allá de las dificultades técnicas, hay una causa fundamental que condiciona el tipo de mantenimiento de aparatos como los descalcificadores domésticos: las razones higiénico-sanitarias.

Y es que en el interior del equipo de descalcificación doméstica hay todo un conjunto de piezas en la maquinaria que hacen desaconsejable que sea uno mismo quien tenga que realizar el mantenimiento del descalcificador. Un equipo descalcificador de tipo doméstico contiene dentro una serie de filtros y membranas que son las que permiten el filtrado de manera eficaz.

 

Cómo hacer el mantenimiento de los vegetales

Es importante que este conjunto de membranas y filtros está bien protegido y no esté al alcance de todo el mundo, sino sólo a disposición de los responsables de mantenimiento del equipo, ya que sólo ellos tienen el conocimiento y las herramientas para realizar el mantenimiento de manera adecuada.

Tal vez te preguntes cada cuánto tiempo hay que realizar estas labores de mantenimiento. La respuesta es que depende del tipo de grifo que tengas instalado en casa, pero en general podemos decir que hay que hacer mantenimiento en los pre-filtros por lo menos una vez al año, mientras que las piezas del mecanismo post-filtro deberían cambiarse cada semana, entre tres y cinco años, dependiendo de la calidad de los componentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba