My Culligan

Bebidas para depurar el hígado

El hígado cumple una función depurativa en el organismo. Entre sus muchas y necesarias funciones están la de secretar bilis (que transporta los desechos y descompone las grasas), transformar el amoniaco que se produce en el organismo en urea y filtrar químicos, bacterias y otros tóxicos. ¿Cómo se pueden utilizar las bebidas para depurar el hígado?

¿Por qué utilizar bebidas para depurar el hígado?

Al igual que ocurre con el resto de los órganos que componen nuestro organismo, el hígado necesita abundante agua para cumplir con sus funciones. El agua es la primera opción entre las bebidas para depurar el hígado. Además de mantener los niveles de hidratación óptimos, limpia de impurezas al pasar por este filtro natural. Pero, no es el único líquido que puede resultar beneficioso, hay otros que pueden ser especialmente útiles si se han hecho algunos excesos, como suele ocurrir en la navidad. Estos son algunos ejemplos: 

¿Quieres saber más sobre los equipos de ÓSMOSIS? SÍ QUIERO

Agua tibia con limón  

El limón tiene múltiples efectos beneficiosos en el organismo: 

  • Las vitaminas que contine aceleran la regeneración celular 
  • Tiene efecto antioxidante 
  • Es antiinflamatorio 
  • Es antiséptico 

El agua tibia también tiene efectos beneficiosos en lo relativo a la digestión, facilitando la labor del hígado.  

Preparación: Basta con exprimir medio limón y añadirlo a un vaso con agua tibia.

Puede tomarse por la mañana o por la noche, un rato antes de irte a dormir. Recuerda que el limón es un cítrico y puede ser incompatible con otros alimentos.

¿Quieres conocer todos los beneficios del agua con limón?  

Infusión de diente de león 

El diente de león también tiene propiedades que lo hacen conveniente para ayudar al hígado en algunos momentos. Por ejemplo, mejora la producción de bilis y por tanto hace más ligeras las digestiones y el trabajo depurador del hígado. Además, al ir combinado con agua caliente, el paso por el intestino es aún más efectivo.  

Preparación: Infusionar una bolsita de diente de león en agua caliente. Se puede adquirir al peso o en bolsitas infusionables en cualquier herboristería.   

Infusión con menta fresca 

La menta acelera el proceso de limpieza del hígado, mejorando no solo su actividad, sino también la velocidad a la que procesa las grasas y las sustancias de deshecho. Por eso, es recomendable tomar una infusión de esta planta medicinal. 

Preparación: Infusionar una bolsita de menta en una taza con agua hirviendo. Dejar enfriar antes de su consumo. Se vende en herbolarios y la mayoría de las tiendas de comestibles y supermercados.  

Otros beneficios de este tipo de bebidas para este tiempo, son las infusiones como remedio para los resfriados.

 Boldo 

El boldo es una infusión poco conocida, pero que reporta grandes beneficios al organismo, especialmente al hígado. La clave reside en la gran cantidad de antioxidantes que contiene, así como el efecto diurético, antiinflamatorio, antiséptico y estimulante de la bilis.  

Preparación: Se prepara como cualquier otra infusión, en agua hirviendo.  

Zumo de manzana y canela 

El zumo de manzana es excelente para el hígado. Tiene propiedades diuréticas y ayuda a la digestión y activa los mecanismos de depuración y drenaje. Las propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes de la canela también son de gran ayuda para ayudar al correcto funcionamiento.  

Preparación: Deshecha las pepitas de dos manzanas y corta en dados. Ponlos en un poco de agua y reserva. Añade agua a un cazo y cuece un palo de canela. Cuando se enfríe, pasa las manzanas con el agua y la infusión de canela por la licuadora.  

Zumo de naranja y jengibre 

La naranja contiene ácidos y vitaminas que mejoran el funcionamiento del intestino. Las enzimas que contiene el jengibre y sus propiedades para la mejora de la circulación lo hacen beneficioso para digerir el alimento y eliminar toxinas por medio del hígado.  

Preparación: Exprime tres naranjas y añade al zumo unos cubitos de hielo y un trocito de jengibre (máximo 5 g).   

Preparar las bebidas para depurar el hígado que te hemos mostrado es realmente sencillo. Eso sí, ten en cuenta que algunos ingredientes podrían no ser adecuados en algunas circunstancias. Si estás embarazada o tienes alguna enfermedad digestiva, del hígado, de los riñones o cualquier otra, consulta antes las posibilidades de consumirlos. Además, es recomendable utilizar agua tratada y libre de impurezas como la que puedes obtener gracias a los dispensadores de agua, los filtros, la osmosis de Culligan.  

¿Te preocupa la calidad del agua en casa?

Culligan ofrecemos un test GRATUITO del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba