bebidas frías

Bebidas frías para la carta de verano

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, las bebidas frías triunfan y suelen convertirse en las estrellas de la carta de todo bar y restaurante. Y si las bebidas fresquitas están buenas y tienen un buen recibimiento entre tus comensales, muchos de tus clientes volverán a refrescarse. Sin embargo, no siempre es fácil hacer bebidas frías que gusten, la clave para conseguirlo está en la calidad del agua que se emplea, y por supuesto, en seguir bien las recetas.

 

Bebidas frías para toda la familia

Las bebidas refrescantes para toda la familia deben ser aptas para los niños y niñas, es decir, no deben llevar alcohol. Y en estos casos encontramos infinidad de recetas que pueden servirse en restaurantes, como las limonadas o los granizados, entre otros.

 

¿Quieres saber más sobre los equipos de HORECA? SÍ QUIERO

 

Limonadas y granizados

Suelen triunfar bebidas como las aguas de verano y las limonadas, fáciles y rápidas de preparar. De hecho, tan solo se necesita el jugo de varios limones y limas, agua, azúcar, ralladura de limón y cubitos de hielo. Se deja enfriar durante varias horas, y ya se puede servir.

Los granizados son también una buena opción de bebida para incorporar en la carta. El procedimiento es rápido y fácil y se puede variar con decenas de sabores según los ingredientes. Ya sea de limón, fresa, naranja o incluso café, su preparación consiste en seleccionar el sabor e ingrediente principal y en triturarlo acompañándolo de pequeños fragmentos de hielo.

 

El secreto de una buena horchata

La horchata valenciana es también otra de las bebidas perfectas para un día caluroso, sobre todo para los más pequeños. El secreto está en la chufa y otros frutos secos como la almendra, de los cuales se han de extraer la pulpa y filtrarlas hasta obtener esta bebida.

 

Bebidas frías con alcohol

Las bebidas frías con alcohol son el complemento perfecto para acompañar una buena comida y disfrutar sin prisa del ambiente veraniego en bares y restaurantes.

 

Los distintos tipos de sangría

Sin duda una de las bebidas favoritas en verano suele ser la sangría. La sangría consiste en mezclar vino tinto con varias piezas de fruta como pueden ser naranjas, plátano, limón, manzanas y melocotón, aunque también encontramos variantes como la sangría de sandía. A esta mezcla de vino y frutas se le añade azúcar y hielo para que quede bien fresquita, e incluso pueden dejarse algunos trozos de fruta para darle más sabor.

Las sangrías también pueden elaborarse a base de cava, y el procedimiento es el mismo, aunque el tipo de fruta puede variar. Por ejemplo, en estos casos acompañan muy bien al cava las uvas.

 

Cómo preparar rebujito

Por otra parte, el rebujito triunfa en verano sobre todo en las costas andaluzas, y es una bebida ideal para un aperitivo o una noche veraniega. Se elabora con vino blanco, normalmente vino manzanilla, refresco de lima o gaseosa, hierbabuena en rama y muchísimo hielo para darle ese gusto bien fresco de verano.

 

El tipo de agua determina el sabor de las bebidas frías

Si hay algo que tienen en común todas estas bebidas es que llevan grandes cantidades de agua o hielo. De hecho, el agua es uno de los ingredientes principales para dotarlas de frescor. Pero no solo les aporta frescor, también puede aportarles sabor, porque el tipo de agua determina en gran medida el sabor final de la bebida.

El agua del grifo, por ejemplo, suele utilizarse como ingrediente en este tipo de elaboraciones. Un error muy común, puesto que puede aportar a la bebida un sabor desagradable debido al exceso de cal presente.

Por otra parte, el agua embotellada suele ser una de las alternativas al uso del agua del grifo, pero también puede influir en el sabor de las elaboraciones, ya que en este tipo de agua suelen haber microplásticos en suspensión.

El uso del agua filtrada u osmotizada, en cambio, es la base ideal para todo tipo de recetas, ya sean bebidas o elaboraciones. Y es que este tipo de agua filtra las partículas en suspensión presentes en el agua, así como el exceso de cal que puedan contener, dando como resultado un agua perfecta, sin malos olores ni sabores desagradables.

También existen dispensadores de agua perfectos para el sector de la hostelería y la restauración que proporcionan agua filtrada y directa. Además, puede elegirse la temperatura deseada del agua o incluso si se quiere con gas o sin.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Scroll to Top