ducharse con agua fría

Ventajas de ducharse con agua fría en invierno

A primera impresión, no es plato de buen gusto ducharse con agua fría, y mucho menos en pleno invierno. Pero hay muchos argumentos y estudios a favor del agua fría para nuestro organismo. Las acciones y beneficios que aporta el agua fría para nuestra salud están fuera de toda duda, tanto cuando la bebemos como cuando nos duchamos.

COMPRAR DESCALCIFICADORES VER EQUIPOS

En primer lugar, una ducha de agua fría es buena porque activa la circulación y nos ayuda a regular la temperatura corporal. Esto es especialmente importante cuando hemos finalizado una sesión de ejercicio físico en el que hemos sudado y la temperatura corporal ha subido unas cuantas décimas. Una ducha de agua fría nos ayudará a recuperar la óptima temperatura del cuerpo.

Además, una ducha de agua fría, en especial por la mañana o en el transcurso de la jornada, es beneficiosa ya que la temperatura baja estimula nuestro sistema inmunológico. El agua fresca hace que la piel y nuestra musculatura reaccionen. Una recomendación habitual que los médicos realizan a los pacientes que sufren dolor de piernas es, precisamente, que se bañen con agua fresca para mejorar la circulación y el flujo sanguíneo.

El agua fría mejora la circulación y activa las defensas

En todo caso, habría que indicar que se recomienda bañarse con agua fría cuando buscas un efecto estimulante en tu cuerpo, mientras que te deberías duchar con agua caliente cuando buscas un efecto relajante. Así que ducharte con agua fría por la mañana es recomendable ya que activa tu organismo para la jornada que tienes por delante, mientras que sería oportuno ducharte con agua caliente por la noche para ayudarte a relajar el cuerpo y la mente y conciliar mejor así el sueño.

Es verdad que si no estás acostumbrado a ducharte con agua fría, al principio puede ser que lo acuses de alguna manera, y hasta te constipes. Pero con el paso del tiempo verás como tu organismo asimila el cambio de temperatura del agua, y empiezas a notar los beneficios de ducharte con agua fresca.

Más allá de la ducha o el baño, también hay que señalar los beneficios de beber agua fresca. El agua fría nos ayuda a regular la temperatura corporal. El agua a una temperatura fresca es mucho más fácil de beber que un agua caliente o tibia. En todo caso, lo que es importante es que el agua sea de la máxima calidad y pureza posible. De ahí la importancia de contar con un descalcificador o un equipo de ósmosis en tu domicilio para poder asegurar la mejor calidad del agua.

0 comentarios en “Ventajas de ducharse con agua fría en invierno”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba