Culligan

trasladar-el-descalcificador

¿Puedo trasladar el descalcificador si me mudo?

Si has instalado un descalcificador en tu domicilio, ya habrás comprobado sus enormes ventajas para la salud y el bienestar de tu familia. Mucha gente se pregunta si, ante un eventual cambio de piso, si se puede trasladar el descalcificador a su nueva casa. La instalación del descalcificador no es una labor que pueda hacer cualquier persona, sino que requiere de los conocimientos y de la maquinaria adecuada. No todos tenemos en casa las herramientas necesarias para la nueva instalación del descalcificador, así que lo mejor es que sea personal técnico cualificado el que nos ayude a cambiar el equipo de domicilio.

 La instalación del descalcificador se suele llevar a cabo en un punto clave de tu domicilio: en la entrada de la llave del agua de tu casa. De esta manera puedes beneficiarte del agua sin cal en todos los grifos de tu piso. Cuando el técnico instala el equipo de filtrado en tu casa, lo primero que hace es buscar el punto estratégico en el que instalar este aparato. Para ello, es oportuno contar con un plano del domicilio que te de información sobre los puntos en los que se encuentran las tuberías y las tomas de agua. Estos datos son fundamentales para desinstalar el descalcificador. El técnico cualificado que venga a desinstalarte el equipo deberá ser informado sobre el lugar donde se instaló el aparato.

¿Quieres comprar uno de nuestros descalcificadores? SÍ QUIERO

Trasladar el descalcificador las veces que haga falta

Es importante que la persona encargada de trasladar el descalcificador sea la misma que te lo instaló, o bien que pertenezca a la misma compañía de mantenimiento. Las empresas de mantenimiento e instalación suelen trabajar siempre con los mismos protocolos, por lo que les resulta más fácil trabajar con orden, limpieza y eficacia, ganando tiempo y eficiencia. No hay que olvidar que un descalcificador no es un aparato mecánico cualquiera, sino que cuenta con mecanismos muy complejos y tecnológicamente avanzados. El hecho que estén en contacto con el agua que bebemos, hace que la manipulación de este tipo de aparatos debe de ser muy delicada, por lo que se desaconseja que cualquier persona sin conocimientos técnicos, toque o manipule un descalcificador.

Si bien es cierto que la parte de mantenimiento básico del equipo lo puede hacer el mismo usuario del descalcificador, el desmontaje y el montaje del equipo lo ha de llevar a cabo personal especializado, puedes contactar con Culligan para el traslado. Es importante también prestar atención al transporte, así como a su manipulación. Hay que vigilar que durante el traslado no se produzcan desperfectos ni golpes ni se pierdan piezas del equipo. La empresa de mantenimiento del descalcificador nos puede orientar sobre el protocolo que deberíamos seguir para transportar un descalcificador de un domicilio a otro.

Solicitar la instalación a un técnico cualificado de la empresa

No obstante, como lo más habitual es que el mismo técnico que nos desinstala el descalcificador sea la misma persona que después lo instala en el mismo domicilio, es posible que éste sea el encargado de transportar el equipo con la máxima cautela y las mayores garantías de que el equipo no va a sufrir durante el trayecto. En el caso de que seamos nosotros los que traslademos el equipo de un domicilio a otro, es interesante usar cajas que protejan el equipo de una eventual caída o golpe. Además, hay que usar guantes en todo momento por cuestiones de seguridad y también por la higiene.

 Una vez hayas llegado a tu nuevo domicilio, el técnico instalador buscará de nuevo cuál es el lugar más indicado para volver a instalar el descalcificador. Para ello es recomendable contar con un plano de la casa, y hacer un estudio de la distribución y el recorrido de las tuberías del domicilio. Una vez situadas las tuberías, el técnico recomendará al propietario de la casa cuál es el lugar más indicado para instalar el descalcificador teniendo en cuenta las características del equipo. La instalación del descalcificador no tiene por qué llevar más de algunas horas de tiempo, siempre y cuando este trabajo lo lleve a cabo personal cualificado y profesional.

 

No te olvides de llevar a cabo el mantenimiento adecuado del descalcificador

Lo más oportuno es que este trabajo de desinstalación del descalcificador y la instalación en el nuevo domicilio la lleve a cabo el personal de la misma empresa a la que le compraste el equipo. Seguramente será también la misma que te realiza ya toda la labor de mantenimiento del descalcificador. Al ser una inversión en un equipo duradero, vale la pena contratar el servicio de mantenimiento, ya que te permite alargar la vida del equipo y lograr el mayor rendimiento y eficacia.

 Obviamente, una vez instalado el descalcificador, no hay que olvidar que hay que seguir realizando el mismo mantenimiento que antes. Esto incluye la compra de consumibles, el rellenado del depósito de sal cada 6 ó 12 meses y la sustitución del pre-filtro de sedimientos con carácter anual. Aunque esto lo puedes hacer tú mismo, siempre es mejor que contrates un servicio de mantenimiento que incluya esta operación, así como el transporte de la sal, los análisis periódicos del agua, etc.

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto la polÌtica de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba