tratamiento de agua

¿Qué tipos de tratamiento de agua hay y en qué se diferencian?

No todos los problemas relacionados con la calidad del agua del grifo se resuelven de la misma manera. Hoy en día disponemos de soluciones tecnológicas adaptadas a cada tipo de problema con el suministro y el tratamiento del agua potable en casa. En primer lugar, antes de decidirnos por qué tipo de tratamiento de agua necesitamos, es preciso que realicemos un análisis de una muestra de agua para poder escoger la solución adecuada.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis inversa? SÍ QUIERO

 

Básicamente hay dos tipos de tratamientos que se le pueden dar al grifo de agua. Cada uno tiene características y diferencias. Dependiendo de cada caso en particular, tendrás que escoger un tipo u otro. Fundamentalmente hay dos sistemas de tratamiento de agua: la ósmosis inversa y los descalcificadores. Cada tipo de tratamiento soluciona problemas diferentes, por lo que es necesario saber qué problema concreto tenemos con el agua para escoger qué aparato es el que más nos conviene en nuestro domicilio.

Tratamiendo doméstico para eliminar la cal del agua

El problema más común en los domicilios es la dureza del agua. Un alto contenido en cal es perjudicial para nuestra salud y bienestar. El descalcificador es la mejor solución para acabar con el agua excesivamente dura, y con todos los problemas que eso conlleva: suciedad, averías en los electrodomésticos, mal sabor, etc.

En el mercado hay varios modelos de descalcificador, pero el más habitual en los domicilios es el descalcificador volumétrico. Se trata de un modelo que es programable y ajustable. Los descalcificadores son capaces de eliminar el 100% de la cal, y ofrecen agua sin cal en todos los grifos de casa. También hay descalcificadores de bajo consumo, que son más eficientes, y descalcificadores hidráulicos y cronométricos, más difíciles de encontrar a nivel doméstico ya que se suelen usar más a nivel industrial.

La ósmosis inversa para conseguir el agua más pura

Pero si el problema no es tanto el exceso de cal como la eliminación de sales, o la presencia de bacterias y virus en el agua corriente, entonces la solución está en los equipos de ósmosis inversa. Las ósmosis inversa es una tecnología que se fundamenta en el filtrado del agua gracias a una membrana que sólo deja pasar las moléculas más pequeñas.

En el mercado existen muchos modelos de equipos de ósmosis inversa, pero los últimos en cuanto a tecnología y eficacia son los Aqua-Cleer, que cuentan con un sistema de filtrado de la máxima fiabilidad y un diseño atractivo y moderno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba