Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

beneficios de las infusiones

Conoce cómo las propiedades de las infusiones mejoran nuestro bienestar

Las propiedades de las infusiones son muchas por lo que se trata de un tipo de bebida muy recomendada para mejorar nuestro bienestar. Las infusiones son bebidas que se obtienen vertiendo agua a punto de ebullición a las hojas, a las flores o a los frutos de diversas hierbas o plantas. Mediante la técnica de la infusión conseguimos que los ingredientes desprendan su sabor, aroma, color y nutrientes. En el proceso de preparación de este tipo de bebida es importante mantener el recipiente tapado durante unos minutos: de este modo evitamos que se enfríe y que pierda sus propiedades mediante el vapor. El tiempo de reposo que se recomienda antes de su consumo es de unos cinco minutos, como mínimo.

A lo largo de la historia el ser humano siempre ha tratado de obtener beneficios nutricionales y de salud a través de las plantas. En épocas de la historia en las que no había acceso a medicinas, la curación de enfermedades y dolencias se realizaba a través de remedios naturales por lo que el empleo de infusiones y tisanas con plantas medicinales ha sido una práctica habitual durante muchos siglos.

 

Calidad del agua: clave para las propiedades de las infusiones

Las plantas medicinales siguen siendo un remedio natural muy interesante para tratar algunas molestias y transtornos como, por ejemplo, problemas de índole digestivo, resfriados, dolor de garganta, etc… Y por otro lado, otras infusiones forman parte ya de nuestro día a día, como el café o el té, que son la segunda y la tercera bebida más consumidas del mundo, sólo por detrás del agua. Además, beber infusiones es una de las mejores maneras de asegurar el consumo de agua recomendado. 

Para hacer una infusión de la máxima calidad, además de la planta en cuestión, es de crucial importancia que tengamos un agua de la mayor pureza posible. ¿Por qué? Porque el agua afecta al sabor y al aroma de la infusión que preparemos. Por este motivo, debemos conocer si el agua del grifo en casa tiene esa calidad necesaria: conviene que un experto en el tratamiento del agua nos asesore y nos ayude a escoger qué sistema es el más adecuado en nuestro caso. Filtración por ósmosis inversa o un descalcificador -cuyo proceso te explicábamos en uno de nuestros anteriores artículos– pueden ser algunos de ellos. 

 

Café y té, las infusiones estimulantes

Cada mañana, casi todos preparamos café nada más poner los pies en el suelo. Es la bebida estimulante por excelencia. Mucha gente asegura que si no toma café, literalmente no funciona. Existen muchos mitos acerca de las propiedades del café. En dosis moderadas, el café estimula la inteligencia y ayuda a mitigar la sensación de cansancio. Asimismo, algunos estudios señalan que tiene propiedades analgésicas, antidiabéticas, broncodilatadoras, laxantes, diuréticas y cardioprotectoras. En exceso, el café afecta al sistema nervioso y al sistema digestivo.

El es la infusión más bebida en Inglaterra y en Asia. Como el café, es una bebida estimulante, aunque es más digestivo. Es diurético, contiene antioxidantes y tiene propiedades antiobióticas y anticancerígenas. Según algunos estudios, ayuda a regular el colesterol y evita los coágulos en la sangre. Es menos dañino para los dientes que el café, ya que su consumo previene contra la formación de caries, a causa de su contenido en fluoruro.

Hoy en día tenemos en el mercado muchas variedades de té: el té negro, el verde, el blanco, el rojo … Cada uno tiene propiedades y beneficios diferentes. Lo mejor es que consultes la etiqueta para conocer sus propiedades o bien pidas consejo en tu herbolario. Igual que en el caso del café, conviene no superar una determinada dosis diaria, dado su carácter de bebida estimulante.

 

agua pura

 

Infusiones clásicas y exóticas

Otras infusiones muy habituales en los domicilios, restaurantes y bares son la manzanilla, la tila y la menta. La manzanilla es una de las flores medicinales más empleadas en el mundo. Además de una excelente infusión, se emplea para curar infecciones aplicada directamente sobre la parte afectada. Se toma también para tratar los trastornos digestivos leves. La tila es sedante y se bebe para calmar los estados nerviosos. Ayuda a realizar la digestión y a conciliar el sueño. Es antitusiva y antiespasmódica. La menta se emplea como infusión para combatir los resfriados y la bronquitis. Además, ayuda a tratar transtornos digestivos como la acidez o la flatulencia.

Por otro lado, en otros países como Sudáfrica, Argentina o Brasil, son típicas otras infusiones como el rooibos, el mate o el guaraná. El rooibos es un arbusto que da una hoja con sabor similar al té pero no tiene carácter estimulante. El mate es rico en antioxidantes y tiene menos cafeína que el café. El guaraná, sin embargo, contiene el triple de cafeína que el café, por lo que conviene moderar su consumo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba