beber mas agua

¿Por qué debemos beber más agua?

Los médicos y los expertos coinciden al señalar que deberíamos beber más agua de la que estamos consumiendo habitualmente. Hoy en día el agua del grifo compite con un gran número de bebidas: refrescos azucarados, aguas carbonatadas, zumos, cerveza, vino, etc, pero ninguna de estas bebidas supera al agua de grifo en cuanto a salud y bienestar. Deberíamos beber más agua del grifo y evitar este tipo de bebidas que esencialmente nos aportan azúcar y gases, y que por tanto son enemigos de una vida sana.

Por tanto hay dos grandes argumentos de peso por los que se aconseja beber más agua. El primero es la salud, y el segundo, la economía. El agua por definición es incolora, inodora e insípida. Su aportación calórica es cero. Por tanto es la única bebida que realmente no engorda. Pero que no tenga calorías no significa que no tenga aportaciones a nuestra salud: el agua contiene minerales, calcio y otras sustancias que pueden variar, en función del área geográfica en la que nos encontremos.

Si realizamos un consumo elevado de bebidas que no sean el agua del grifo estaremos aportando a nuestro organismo una ingesta demasiado elevada de calorías y de azúcar, con lo que deberemos incrementar el tiempo que dedicamos al deporte o al ejercicio físico. Debemos beber más agua por que las bebidas dulces son un auténtico problema para la salud pública. Está comprobado que los refrescos están relacionadas con el espectacular incremento del número de casos de diabetes que están registrando las autoridades sanitarias en los últimos años.

 

Beber más agua, una cuestión de salud y de economía

 

Beber más agua es también una buena solución para nuestro bolsillo. Muchas veces nos olvidamos de lo afortunadas que somos las personas y las familias que tenemos el privilegio de abrir el grifo y tener acceso a agua potable, sana y pura. Hoy en día los avances técnicos permiten que en casa puedas disfrutar de la mejor agua, gracias a los equipos de ósmosis o a los descalcificadores.

 

¿Quieres conocer cómo son nuestros equipos de ósmosis? VER EQUIPOS

 

Otro argumento para beber más agua son las cuestiones medioambientales. El agua del grifo viene directamente de los depósitos a nuestro grifo. Por tanto, para su transporte no es preciso un gasto de energía ni de envases. Cuando compramos bebidas embotelladas, éstas han sido procesadas en una fábrica. Para fabricar un litro de refresco se necesitan por lo menos dos litros de agua. Además se generan residuos al fabricar los envases y se gasta combustible contaminante para su transporte al supermercado o tienda.

Deberíamos beber más agua porque en esencia somos precisamente agua. El cuerpo humano es, en gran parte, agua. En realidad, el 70% de nuestro peso es agua. También el 70% del cerebro es agua, mientras que en el caso de la sangre el porcentaje de agua es del 80%. El agua es fundamental para que nuestras constantes vitales funcionen. Podemos estar bastantes días sin poder comer, pero no podríamos sobrevivir sin beber agua. En menos de una semana moriríamos.

 

Hay que beber más agua para favorecer los procesos metabólicos

 

Por otra parte es fundamental beber más agua porque el agua tiene una gran capacidad para disolver todos y cada uno de los alimentos que comemos para que luego pueda ser digerido y que nuestro organismo pueda asumir y asimilar los nutrientes, las vitaminas y los minerales. Sin la participación el agua, los alimentos no se podrían descomponer. Para que el organismo pueda procesarlos, es necesario que los alimentos se descompongan en partículas muy pequeñas ya que de otra manera no serían asimiladas por nuestro metabolismo.

Y es que beber más agua es la única manera de favorecer que en nuestro organismo se realice de la manera apropiada el transporte de las sustancias. En nuestro cuerpo constantemente se están transportando células en un medio acuoso, y el agua es imprescindible para que estas funciones se lleven a cabo. Los hematólogos siempre recuerdan que el agua es fundamental para que las células rojas funcionen eficientementemente a la hora de recoger el oxígeno de los pulmones.

Una de las propiedades más importantes de beber más agua es su capacidad eminentemente depurativa. Por esta razón, deberíamos beber por lo menos dos litros de agua cada día que dentro de nuestro organismos se pudieran depurar y limpiar todos y cada uno de los residuos tóxicos que generamos internamente o aquellos que introducimos mediante nuestra alimentación. El agua es vital para que todas estas impurezas vayan al hígado o hacia los riñones y posteriormente sean eliminadas a través de la sudoración, de la orina o de las heces. Es conveniente que nos fijemos también en la información que nos proporciona la orina. Si es muy oscura, significa que tenemos que incrementar el consumo de agua, mientras que si su color es claro, significa que ya estamos bebiendo la cantidad que se considera óptima.

 

Para estar bien hidratado hay que beber más agua

 

Además de beber más agua, deberíamos preocuparnos de que las características de la misma sea la adecuada. Deberíamos analizar químicamente la composición del agua de grifo y ver qué podemos para mejorar las cualidades organolépticas de la misma. En muchas localidades el agua es excesivamente dura, es decir, tiene un contenido en cal muy alto, lo cual es un inconveniente para nuestra salud y bienestar. El agua, siempre que químicamente sea equilibrada, contribuye a que nuestra piel y cabello estén suaves. Además, un agua con poco contenido en cal es la mejor manera de prevenir piedras en el riñón.

Beber más agua está especialmente indicado en los meses de más calor. Durante el verano suben las temperaturas y como es evidente, sudamos más. Fruto del calor perdemos líquidos, y mucho más si somos deportistas y realizamos ejercicio físico. Beber más de dos litros de agua es por tanto algo que deberíamos tener interiorizado como una buena práctica saludable. Es cierto que gran parte de ese consumo diario lo podemos hacer vía alimentos que son ricos en agua, especialmente las hortalizas y las verduras, pero en esencia el agua del grifo debe ser nuestra principal fuente de hidratación en la vida cotidiana.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba