Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

filtro de agua

¿Por qué debo cambiar el filtro de agua de mi equipo?

Cuando tenemos en casa un aparato para mejorar la calidad y garantizar la pureza del agua, ya sea un equipo de ósmosis inversa o bien un descalcificador, es importante que estemos revisando cada cierto tiempo el estado de algunas piezas básicas y fundamentales. Un claro ejemplo es el del filtro de agua. Para que un equipo de tratamiento de agua funcione como es debido es preciso que llevemos a cabo un buen mantenimiento. Sólo de esa manera, si revisamos el estado del filtro, podremos asegurarnos de que el aparato va a funcionar a pleno rendimiento.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis inversa? SÍ QUIERO

Y es que, con el uso diario del descalcificador y del equipo de ósmosis, algunas partes de los equipos se van deteriorando. Por ese motivo hay que revisar el estado de los filtros descalcificadores y si es preciso, antes de que dejen de funcionar, no hay otra solución que sustituirlos por otros nuevos. Lo que conseguimos cambiando uno o todos los filtros de nuestros equipos es, sin duda, poder asegurar el buen funcionamiento de la máquina. Además del uso industrial, cambiando los filtros podemos mejorar el sabor y la calidad del agua. También podremos evitat los contagios por bacterias.

Estar pendiente del estado de los filtros para poder cambiarlos

En un descalcificador, los restos de cal se van depositando con el paso del tiempo, por lo que en un momento dado hay que eliminarla. También los filtros hay que cambiarlo cada  cierto tempo. El funcionamiento de un equipo de ósmosis inversa es un tanto complejo, ya que llega a tener hasta cinco cartuchos. En este caso, como propietarios del equipo, iremos revisando el grado de deterioro del aparato.

Por ejemplo, en un equipo de descalcificación, hay filtros que se tienen que cambiar en un periodo de entre medio kilo y un kilo con el objetivo de conseguir más recursos. El cambio de filtro se puede hacer entre 6 y 12 meses. Los post-filtros se pueden quitar cada doce meses, mientras que cada tres años, orientado a la membrana.

Aparentemente, cambiar un filtro de agua es un trabajo sencillo y fácil, pero siempre es mejor que un profesional del sector nos aconseje y recomiende. De esta manera podemos presumir a la familia o bien a los clientes que se está trabajando con la máxima ilusión durante cada día. Y es que la limpieza es, hoy en día, fundamental para asegurar y garantizar la calidad de los ingredientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba