tratamiento de agua

Nueve ventajas del tratamiento de agua en casa

El tratamiento de agua en casa tiene muchas ventajas para la salud y el bienestar de tu familia. Además, te hará ahorrar mucho dinero con el paso del tiempo. Los inconvenientes de tener en casa un agua del grifo con un exceso de cal están más que demostrados. El agua dura es muy dañina para nuestra piel y cabello, y además estropea los electrodomésticos. Por otro lado, el agua osmotizada es la de más calidad que en casa podemos consumir.  Hay varios sistemas de tratamiento de agua. Dependiendo de tu situación y del problema concreto que tengas, deberás optar por uno o por otro.

¿Quieres conocer cómo son nuestros sistemas de ósmosis inversa? VER EQUIPOS

No es lo mismo querer eliminar el exceso de cal por la excesiva dureza del agua, que instalar un equipo de purificación del agua por el sistema de ósmosis. Cada aparato responde a unas necesidades diferentes. Según tu problema con el agua, tendrás que instalar o uno u otro. Tu proveedor de soluciones para el tratamiento de agua te orientará y te dará la mejor solución posible. Un simple análisis del agua del grifo de tu casa será suficiente para poner hilo a la aguja y empezar a resolver de una vez por todas tu problema. A continuación explicamos algunas ventajas que supone el tratamiento de agua en casa:

1.- Mejor sabor. El tratamiento de agua por ósmosis es, según la Organización Mundial de la Salud, el mejor sistema de purificación que podemos tener en casa. Su instalación es muy sencilla: se realiza poniendo debajo del fregadero del agua un equipo autónomo que depura el agua, con lo que obtenemos en casa agua de la máxima pureza y el mejor sabor. Este es el sistema de más calidad que hoy en día existe en el mercado.

2.- Agua mucho más pura y sana. El tratamiento de agua mediante el sistema de ósmosis logra que, mediante un complejo sistema de filtros, podamos eliminar todas las bacterias y virus que puede haber en nuestro punto de suministro. Por tanto, este es el mejor sistema para velar por la salud y la seguridad alimentaria.

3.- Mejor limpieza. Seguramente habrás visto en muchas ocasiones los restos de cal que se acumulan en las paredes del baño, las mamparas, los sanitarios, etc. Pero también habrás visto esas molestas manchas blancas en los vasos y en las copas. Son los restos de cal que se acumulan y la única manera de eliminar las manchas es volver a lavar, o usar productos antical. El tratamiento de agua en casa previene esta situación y permite una mejor limpieza.

4.- Menos detergente. Los detergentes contienen un tipo de componentes que se llaman tensioactivos. Estas moléculas funcionan mejor y son más efectivas cuando el agua es menos dura. En aguas excesivamente calizas, los tensioactivos son menos efectivos. Por tanto, si gracias al tratamiento de agua el agua es más blanda, podremos incluso usar la mitad de detergente para tener el mismo poder de limpieza.

5.- Adiós a los productos anti-cal. Cuando instales tu equipo de tratamiento de agua podrás dejar de comprar aquellos productos anti-cal que hasta ahora te veías obligado a adquirir en tu supermercado  o droguería habitual. Cuando eliminamos la cal mediante un la instalación de un descalcificador, el uso de esas pastillas y detergentes anti-cal es totalmente prescindible.

6.- Menos averías. La cal se deposita en las partes mecánicas de electrodomésticos como las lavadoras o los lavavajillas, pero también en las paredes de la caldera. No hace falta que te digamos lo costosas que son las reparaciones mecánicas de este tipo de electrodomésticos. El agua sin cal mejora los resultados de la colada y alarga la vida útil de la lavadora y del lavavajillas. El tratamiento de agua es, como ves, muy importante para tu economía doméstica.

7.- Tus plantas te lo van a agradecer. Como sabrás, las plantas, y en especial determinados tipos de flores, necesitan ser regadas con agua de calidad. Es decir que si en casa no disfrutamos de un sistema de tratamiento de agua, nuestro jardín lucirá menos bonito y hasta incluso es posible que algunas flores y plantas se nos mueran.

8.- Piel y cabello más sanos. La cal es muy dañina para nuestra dermis. El exceso de cal puede provocar resequedad, picor, eczemas, etc, y otro tipo de serias molestias en nuestra piel. El agua con exceso de cal quita brillantez al pelo. Además, el agua excesivamente dura resta poder limpiador a jabones, suavizantes y demás tipos de cosméticos.

9.- Triunfarás en la cocina. Muchos de los mejores restaurantes tienen equipos de ósmosis instalados. El tratamiento de agua es muy beneficioso para la cocina. En sopas, caldos, cubitos de hielo e infusiones notarás los beneficios del tratamiento de agua desde el primer minuto, sorbo a sorbo, cucharada a cucharada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba