¿No consigues seguir una dieta equilibrada?

Pues te damos un truquito para empezar a hacerlo.

Lo primero que tienes que hacer es identificar cuáles son tus hábitos alimenticios actuales. Anota todo lo que comes por un par de días, sin hacer cambios en tus opciones habituales de alimentos. Sé honesto contigo mismo y no dejes nada fuera.

Una vez que hayas hecho esto, revisa nuevamente tu lista sin juzgarte, sólo sé objetivo y observa tus patrones de alimentación y las elecciones que estás haciendo, reconociendo que hay algunas cosas que puedes hacer de manera diferente y adopta los cambios. Y no olvides felicitarte por las cosas que haces bien como tomar más agua o no comer postre en cada comida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba