Culligan

agua-en-cada-tipo-de-piel

Necesidad de agua en cada tipo de piel

La piel es la capa más externa de nuestro organismo y por lo tanto está expuesta a la mayor posibilidad de deterioro. Dependiendo de nuestros hábitos y también de nuestra genética, nuestra piel puede presentar mayores o menores posibilidades de deteriorarse con el paso del tiempo. En todo caso, el problema más común en relación a la piel tiene que ver con la hidratación. Es conveniente saber que no todas las aguas son iguales y que existe la necesidad de agua en cada tipo de piel.

¿Quieres saber más sobre nuestros DESCALCIFICADORES? SÍ QUIERO

Tipos de piel dependiendo la hidratación y la grasa

Y es que como ya sabrás, no todas las pieles son iguales. Seguramente, hablando con tus amistades os habréis dado cuenta de que cada una tiene una piel que envejece a diferente ritmo y velocidad. En ocasiones eso es debido a cuestiones hereditarias, pero también puede estar relacionado con el tipo de cuidados y de tratamientos a los que cada cual somete a su piel. También tiene bastante que ver si hemos adquirido el hábito de hidratar nuestro cuerpo de manera suficiente con el agua adecuada para cada tipo de piel.

Cuando vas a la parafarmacia o al área de cosméticos de tu tienda, te habrás dado cuenta de que los fabricantes de productos dermatológicos distinguen entre diferentes tipos de piel, y en función de eso ofrecen un tipo de cremas u otras. Según esa división, existen mujeres con la piel seca o muy seca, con la piel grasa, con la piel sensible… En realidad, esta clasificación obedece a dos criterios: nivel de hidratación y nivel de grasa en la piel.

Hidratarse adecuadamente para prevenir el envejecimiento prematuro

El problema más común y que se acentúa en mayor medida con el paso del tiempo es la cuestión de la falta de agua en la piel, que acarrea sequedad, arrugas y otro tipo de molestias. En el lado contrario encontramos las personas con la piel grasa, que su problema más bien tiene que ver con un exceso de agua en la piel. A simple vista la diferencia es evidente, pero si tienes alguna duda al respecto no dudes en consultar con un dermatólogo, que te indicará cuál es la manera adecuada de hidratarte con agua dependiendo del tipo de piel que tengas.

Más allá de las cuestiones estéticas, la salud de la piel es importante. Cuanto antes empecemos a cuidarnos la piel, más podremos trabajar en el terreno de la previsión de la aparición de arrugas y manchas. Una de las causas de tener una piel seca suele ser la falta de hidratación. Es de vital importancia proporcionar a nuestro organismo la hidratación adecuada, fundamentalmente bebiendo cada día el número de vasos de agua que nos corresponde, y reforzando este hábito saludable con la aplicación de productos cosméticos que nos ayuden a hidratar la piel.

 
trasladar el descalcificador

Hay que empezar a cuidarse la piel desde muy temprana edad

A veces no tomamos importancia a la deshidratación de la piel, pero si no la tratamos de manera prematura y descuidamos el problema corremos el riesgo de desarrollar enfermedades de la piel como la psoriasis, dermatitis atópica y xerosis, las causas de por qué te pica la piel. Estas enfermedades de la piel ya requieren de la intervención de un especialista y de tratamientos que ya pueden ser un poco más agresivos con nuestra piel dada la gravedad del asunto.

Más allá de usar productos cosméticos, lo primero que deberíamos hacer es adquirir el hábito de beber agua durante el día. La cantidad de agua recomendada para tener una buena hidratación es de, por lo menos, un litro y medio cada día, lo cual equivale a entre seis y ocho vasos durante toda la jornada. Es importante recalcar que esa agua ha de ser de calidad, es decir, que ha de estar libre de sustancias nocivas para el organismo.

El agua dura es perjudicial para la piel

En este sentido hay que destacar que el consumo de agua demasiado dura es perjudicial para el organismo y la piel. El agua dura es la que contiene un nivel elevado de calcio y magnesio por litro de agua. Para conocer el nivel de dureza del agua es necesario realizar un análisis del agua de tu domicilio para determinar cuál es la gravedad del problema y establecer una posible solución en tu hogar.

De preferencia, para el cuidado de la piel siempre vamos a preferir el agua blanda, es decir, un agua con poca cantidad de minerales. El agua de baja mineralización o agua blanda es más conveniente para nuestro organismo porque contiene menos residuos y en este sentido podemos decir que es más respetuosa también para nuestra piel. Si tu hogar cuenta con un agua demasiado dura, lo recomendable es apostar por equipos de descalcificadores. El consumo de agua blanda está indicado no sólo para hidratar el organismo en general y la piel en particular, sino también para eliminar toxinas y limpiar nuestra piel.
 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto la polÌtica de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba