mejorar-el-agua-del-grifo-

¿Cómo mejorar el agua del grifo?

Todos quisiéramos mejorar el agua del grifo, aunque las compañías suministradoras de agua siempre defienden la calidad de la misma, la realidad es que en general nadie está satisfecho con los atributos y las características del agua que sale del grifo. Las principales razones por las que es conveniente mejorar el agua del grifo tienen que ver no sólo con el sabor, sino también con su composición.

La dureza del agua viene determinada por la cantidad de calcio y magnesio que esta contiene. Esta característica puede producir problemas en instalaciones de tratamiento, sistemas de distribución, tuberías y, además, depósitos de edificios. Por estos motivos es conveniente saber qué grado de dureza tenemos en el agua del grifo de nuestro hogar y buscar la mejor solución.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis? SÍ QUIERO

Mejorar el agua del grifo y su calidad en tu domicilio

Y es que a pesar de que el agua debe ser incolora, inodora e insípida, lo cierto es que existen diferencias entre las aguas que pueden salir del grifo en un mismo país o área geográfica. Hay muchos aspectos que tienen incidencia en la calidad del agua. Parte de la responsabilidad es de las compañías suministradoras, pero en nuestras manos también está la posibilidad de mejorar el agua del grifo de nuestro hogar.

Cuando abrimos el grifo en nuestro domicilio y llenamos un vaso de agua podemos fijarnos en varios fenómenos que nos dan mucha información. A nivel visual, podemos fijarnos en la transparencia del agua. No deberíamos fiarnos del agua excesivamente blanquecina. Un agua de calidad es transparente. Si el agua no es transparente se puede deber a que contiene un exceso de partículas en suspensión que alteran el color natural del agua. Si esto sucede, deberíamos mejorar el agua del grifo de alguna manera para poder conseguir agua transparente en nuestro hogar.

Agua de calidad para tu hogar y bienestar

Si además de no ser transparente, el agua tiene olores y/o sabores extraños, deberíamos tomar cartas en el asunto para mejorar el agua del grifo. En la cuestión de la falta de transparencia pueden tener que ver aspectos como el exceso de componentes químicos, partículas y minerales en suspensión. El agua del grifo no debería ser turbia en ningún caso. Si al beber notamos sabor a cloro o incluso nos preguntamos por qué nos sabe mal el agua en casa, deberíamos buscar soluciones para resolver este problema, como por ejemplo un tratamiento del agua del hogar.

Lo primero que deberíamos hacer a la hora de buscar una solución para mejorar el agua del grifo es saber exactamente qué problema tenemos. Para ello lo más conveniente es realizar un análisis completo de una muestra de agua del grifo. En el laboratorio nos podrán indicar exactamente cuál es la composición química del agua del grifo de nuestro domicilio, y la podremos comparar con los indicadores que se consideran standard dentro de los parámetros recomendados por las autoridades sanitarias.

trasladar el descalcificador

Análisis del agua para mejorar la calidad

Atendiendo a los resultados del análisis, daremos con la solución más adecuada para mejorar el agua del grifo. Básicamente puede ser que tengamos dos problemas: uno, motivado por un exceso de cal y de otros minerales en nuestra agua. Si el agua del grifo, según el análisis, contiene una cantidad muy alta de cal y de minerales, estaremos hablando de que nuestra agua tiene un excesivo nivel de dureza. El agua dura causa muchos problemas en el hogar.

El agua empieza a ser semidura a partir de los 150 miligramos de carbonato de calcio por litro, y decimos que el agua es dura cuando contiene más de 330 miligramos. El exceso de cal puede dar origen a las piedras en el riñón y demás cálculos. Además, está contraindicada para los cuidados de la piel. También sería necesario eliminar la cal para mejorar el agua del grifo y alargar la vida de electrodomésticos como la lavadora, el lavavajillas, las calderas, etcétera.

 

Soluciones a medida para tener la mejor agua en tu casa

Existen en el mercado diferentes modelos de equipos de filtrado de agua. El filtro se coloca en la entrada del domicilio, en un punto cercano a la llave de paso. A partir de ahí, todo el exceso de cal del agua queda filtrado y podremos disfrutar de agua limpia y para óptimo consumo en todo el hogar. El agua sin cal nos permitirá ahorrar mucho dinero en productos antical.

Si el análisis de la muestra del agua nos indica que el problema está en el sabor que en el exceso de cal, podemos optar por otro tipo de soluciones, como son la instalación de un equipo de ósmosis inversa. Este aparato se suele colocar debajo del grifo de la cocina. El sistema de ósmosis inversa garantiza la eliminación de bacterias, micro-organismos y demás sustancias que se encuentran en el agua en suspensión. Mejorar el agua del grifo requiere conocer la naturaleza del problema, y después, decidir cuál es la solución que más nos conviene como consumidores para garantizar el bienestar de nuestra familia.

¿Te preocupa la calidad del agua que bebes?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto la polÌtica de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba