los-pesticidas-en-el-agua-destinada-al-consumo-humano

Los pesticidas en el agua destinada al consumo humano

Los pesticidas se usan en la agricultura para proteger los cultivos de plagas y, en general, de las poblaciones muy grandes de insectos que se alimentan de estas plantas; estos productos han jugado y juegan un papel importante en la defensa del hombre contra los insectos y parásitos insidiosos, vehículos de enfermedades como la fiebre tifoidea y la malaria. El problema vino cuando se descubrió la toxicidad de muchos de los pesticidas en el agua.

¿Quieres saber más sobre los equipos de ÓSMOSIS? SÍ QUIERO

El origen de los pesticidas

Los pesticidas o plaguicidas son una gran familia de sustancias, compuesta por elementos de naturaleza orgánica con una estructura química compleja, que incluye insecticidas, herbicidas, fungicidas, nematocidas, acaricidas, algicidas, rodenticidas y sustancias antimoho; a esta extensa y variada familia de compuestos (actualmente hay más de mil) pertenecen el aldrín, dieldrina, heptacloro y heptacloroepóxido, sustancias que se evalúan con especial atención debido a su mayor toxicidad.

El uso de pesticidas para combatir sistemáticamente la acción de insectos y plagas data de hace aproximadamente un siglo; el DDT, por ejemplo, se sintetizó en Alemania en 1874, pero su eficacia contra las moscas, mosquitos y otros insectos se reconoció hacia el final de la primera mitad del siglo XX. De hecho, el DDT, es el insecticida más utilizado durante la Segunda Guerra Mundial por las tropas aliadas para el control de insectos del tifus y la malaria y para proteger los cultivos agrícolas y alimenticios, cuyo uso fue muy limitado en los años siguientes al descubrimiento de su alta toxicidad para los humanos, así como de la muy alta persistencia en el medioambiente. Por esta razón, desde 1977, el uso de DDT ha sido prohibido en España. Muchos otros pesticidas, como los derivados de triazina, ampliamente utilizados en la agricultura y que posteriormente fueron retirados debido a la alta persistencia ambiental y la toxicidad comprobada, presentaron también el mismo problema.

La persistencia en el ambiente y la alta movilidad de muchos pesticidas les hace no sólo contaminar algunos alimentos agrícolas que se tratan, razón por la que es bueno saber cómo lavar vegetales o verduras para comer seguro, sino que les hace también llegar a contaminar las aguas superficiales y subterráneas. Un estudio reciente del Instituto de Protección e Investigación Ambiental (ISPRA, informe 208/2014) destacó la presencia de pesticidas en aguas superficiales en el 56,9% de los puntos controlados y el 31,0% de contaminación de las aguas subterráneas. La investigación muestra una contaminación modesta pero generalizada, especialmente en aquellas áreas, principalmente en las llanuras, donde se practicaba un uso agrícola intenso.

Los pesticidas en el agua

Un contaminante es una sustancia que puede presentar toxicidad para los humanos en función de la cantidad en que se tome. Por lo tanto, un agua puede considerarse lo suficientemente pura como para ser bebida, o ser potable, si las sustancias indicadas en los textos de ley están presentes con concentraciones que se sitúen debajo de los respectivos límites indicados.

En cuanto a los pesticidas, que también se consideran perturbadores endocrinos porque tienen la capacidad de interactuar con el sistema endocrino del cuerpo humano, las concentraciones máximas permitidas en el agua para consumo humano (Real Decreto 140/2003) son:

  • Plaguicidas totales = 0,50 µg/L (concentración global)
  • Insecticidas, herbicidas, fungicidas, nematocidas, acaricidas, algicidas, rodenticidas orgánicos, productos relacionados y los metabolitos concernidos = 0,10 µg/L (concentraciones individuales compuestas)
  • Aldrín, dieldrina, heptacloro, heptacloro epóxido = 0,03 µg/L (concentraciones individuales compuestas)

trasladar el descalcificador

Los pesticidas en el agua de España

El reciente informe Ríos hormonados, llevado a cabo por Ecologistas en Acción y Pesticide Action Network Europe, ha estudiado varios ríos de España y concluye que muchos de los pesticidas prohibidos siguen presentes en sus aguas. Aunque la mayoría de cuencas hidrográficas están contaminadas, los ríos en peor estado según los estudios son el Ebro y el Júcar. En el caso del río Ebro, se encontraron 18 de los plaguicidas prohibidos. Además de esto, el estudio también detecta las concentraciones en aguas superficiales, y en este caso el Ebro supera la concentración máxima admisible.

El Júcar es, según este informe, el río más contaminado de España con diferencia. Durante el año 2016 se encontraron en él 34 de los 57 plaguicidas analizados; 22 de ellos están prohibidos. El informe también advierte de la peligrosidad de estas substancias que, según Ecologistas en Acción, pueden llegar a provocar cáncer, malformaciones y problemas en la reproducción.

¿Cómo eliminar los pesticidas presentes en el agua?

Normalmente, los pesticidas no deberían estar presentes en el agua, pero si se encuentran, estos se encuentran en concentraciones muy bajas, del orden de ng/L (1 ng/L = 1 ppt = 1 parte de 1.000 mil millones), por lo cual, el monitoreo de estas sustancias requiere técnicas extremadamente sensibles y avanzadas, instrumentos como la HPLC (High Performance Liquid Chromatography) que actualmente es la mejor solución para la detección de estas y otras sustancias en solución acuosa.

El problema de la presencia de pesticidas en el agua puede resolverse con la ayuda de tecnologías de membrana, en particular con nanofiltración y ósmosis inversa, que son muy eficaces en la eliminación de estas sustancias, pero también los carbones activados son una solución excelente, simple y adecuada para el tratamiento del agua contaminada con pesticidas. En el sector del acueducto, resultan muy eficaces tanto la dosificación de carbón activo en polvo en la fase de floculación clara, como  la filtración de carbón activado granular. En el ámbito doméstico, los filtros de carbón activo, que están equipados con dispositivos profesionales de tratamiento de agua conectados a la red de agua, garantizan un resultado óptimo, al reducir la concentración de estos contaminantes y mejorando el agua incluso en sus características organolépticas.

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto la polÌtica de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba