Legionella

Legionella y descalcificador. ¿Qué relación tienen?

En los últimos años seguro que de vez en cuando has leído noticias acerca de la aparición de brotes de legionella, especialmente en determinados edificios grandes como hoteles o gimnasios. La legionella es una bacteria que si no se controla, puede llegar a ser muy peligrosa, hasta el punto de ocasionar la muerte. La instalación de un descalcificador de agua no tiene por qué aumentar el riesgo de un brote de legionella en tu domicilio o negocio, sino más bien todo lo contrario: es una buena idea instalar un descalcificador doméstico para mejorar la calidad y la pureza del agua de tu casa.

¿Quieres comprar uno de nuestros sistemas de ósmosis inversa? SÍ QUIERO

La legionella es una bacteria que se reproduce y actúa con gran virulencia en lugares donde hay un uso continuado de agua caliente sanitaria, lo cual no hace otra cosa que favorecer su propagación. Y es que esta bacteria encuentra su mejor hábitat en el agua tibia, entre los 35 y 37 grados celsius, es decir, prácticamente la temperatura corporal del ser humano. Pese a que usemos desinfectantes para combatir la legionella, esta bacteria puede sobrevivir si en las tuberías hay restos de cal, ya que el exceso de calcio frena la acción de muchos productos de desinfección.

El agua dura reduce la eficacia de los desinfectantes

Si queremos evitar que en nuestro domicilio o en nuestro edificio se propague la legionella, hay que actuar en diversos frentes. Desde el punto de vista del tratamiento del agua, es conveniente que nos aseguremos que el agua no está cargada con una cantidad especialmente alta de cal. Para esto será fundamental que hagamos un análisis de una muestra de agua del grifo, y sepamos a ciencia cierta cuál es la concentración de cal. A partir ahí, si nuestra agua es excesivamente dura, es aconsejable instalar un descalcificador doméstico. De esta manera las tuberías y calderas acumularán menos cal, con lo que los productos desinfectantes serán más eficaces en la eliminación de la legionella.

El descalcificador de agua neutraliza el exceso de cal que podamos tener en nuestro domicilio. Su instalación resulta bastante sencilla, siempre y cuando la realicen profesionales que sabrán elegir el lugar más adecuado para poner en funcionamiento este aparato. De todas maneras, es conveniente que cuando elijas un descalcificador, te decantes por aquellos fabricantes que te garantizan que el equipo funciona con total garantía de higiene de acuerdo con la normativa sanitaria. Es importante que tu descalcificador doméstico esté fabricado con materiales de total garantía, y no necesiten de mantenimientos sanitarios periódicos que hacen aumentar el riesgo de contaminación.

Descalcificador y limpieza son fundamentales contra la legionella

De todas maneras, el descalcificador, si bien nos es de gran ayuda para reducir el riesgo de legionella, es sólo una de las piezas para complementar todo el protocolo de higiene y limpieza que debe haber en todo edificio. Es por ello que además de instalar un descalficicador doméstico, hay que poner especial atención al cumplimiento de todas las recomendaciones que los organismos sanitarios públicos nos ofrezcan en relación a la prevención de la legionella.

En este sentido, además de una buena desinfección de redes, tuberías y depósitos, hay que seleccionar el tipo de producto químico que más nos conviene, y usar la dosis que nos corresponda, ni mayor ni inferior a la debida. En este sentido, es oportuno que acudamos a auténticos profesionales en la materia y evitar la exposición a sufrir un brote por legionella en nuestro domicilio o negocio. Se trata de una bacteria sumamente peligrosa que cada año se cobra miles de vidas.

Los brotes de legionella se cobran muchas vidas en todo el mundo

Además del descalcificador doméstico y la limpieza y desinfección de las instalaciones, hay que prestar mucha atención a evitar que en nuestro edificio se acumule el agua caliente en charcos, ya que el estancamiento de agua es terreno propicio para la legionella. Además, si vemos que se acumula la materia orgánica estaremos creando un caldo de cultivo para esta bacteria tan dañina y peligrosa, especialmente en el momento en que suba la temperatura.

Otro de los beneficios de instalar un descalcificador en tu domicilio es que de esta manera lucharás de manera efectiva contra la acumulación de cal en tuberías y calderas. Por un lado estarás combatiendo de la manera más inteligente posible la proliferación de la legionella, ya que el exceso de cal inhibe los desinfectantes que combaten esta bacteria, pero además, estarás invirtiendo un dinero que te hará ahorrarte una fuerte suma en eventuales averías causadas por el deterior de los equipos por culpa del exceso de cal.

Como ves, hay una relación directa entre el exceso de cal en el agua y el riesgo de sufrir un brote de legionella, el agua dura es por consiguiente una ruina en lo económico pero también puede ser una amenaza para nuestra salud.

trasladar el descalcificador
 

0 comentarios en “Legionella y descalcificador. ¿Qué relación tienen?”

  1. La legionella es una bacteria que puede estar presente en lugares muy cercanos a nosotros, y por lo tanto debería haber más información sobre ella. En mi opinión deberían comunicar los métodos de prevención, además de saber detectar los síntomas y no confundirlo con una gripe normal.

    1. Hola Santi, ciértamente la Legionella, es una bacteria que vive en ambientes húmedos y que se transmite por el aire. Los lugares donde se puede encontrar más fácilmente son los conductos de aire acondicionado, las tuberías, y los sistemas de refrigeración.
      No obstante, esto se suele dar principalmente en entornos como colectividades, Hoteles y hospitales, los cuales disponen de procedimientos de sanitización para garantizar su control.

      Gracias por tu interés

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba