propiedades del agua

Las propiedades del agua favorecen la concentración mental

Si empezáramos a enumerar las propiedades del agua, podríamos llenar páginas y páginas. Hasta la fecha sabíamos que era necesario beber alrededor de dos litros de agua para reemplazar los líquidos que eliminamos cada día a través de la orina, de las heces, del sudor o de la respiración. También sabíamos que otra de las propiedades del agua era mantener nuestra piel bonita e hidratada, para retrasar la aparición de las arrugas y de la sequedad de la dermis. Pero cada vez se están conociendo más propiedades del agua que son beneficiosas para regular el metabolismo.

 

¿Quieres saber más de los equipos de ÓSMOSIS inversa? Sí, quiero

 

De hecho, los estudios más novedosos acerca de las propiedades del agua apuntan que la hidratación de nuestro organismo con agua puede hacer mejorar el rendimiento cognitivo. Esto es especialmente importante para los estudiantes, pero en general para cualquier profesional de cualquier ámbito. Es importante que cuando estamos trabajando bebamos agua osmotizada, ya que la deshidratación de nuestro organismo puede provocar una pérdida de la concentración, y hasta incluso una pérdida de la memoria.

Cuando perdemos hidratación empezamos a perder reflejos y concentración

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) ha elaborado un minucioso estudio en el que consigue demostrar la relación directa que hay entre beber agua y el buen funcionamiento de nuestro sistema cerebral. Cuando nuestro cuerpo pierde el 1% del agua ya empieza a notar ciertos desajustes a nivel mental y de concentración, pero es que cuando el porcentaje se eleva al 2%, podemos sufrir un episodio de pérdida de la memoria momentánea, así como una pérdida de concentración que puede llevarnos a cometer errores de manera involuntaria.

Tal vez no te habrás percatado, pero si de vez en cuando miras por televisión las retransmisiones deportivas, podrás darte cuenta de la importancia de la hidratación. La mayoría de los deportistas llevan siempre a su lado unas botellas de agua. Además de para saciar la sed, el objetivo de beber agua es hidratar no sólo el cuerpo sino también el cerebro. El cansancio provocado por la falta de agua provoca que el deportista cometa errores, se vuelva impreciso y rebaje su rendimiento por debajo de lo que sería habitual.

No hace falta ser deportista de élite para saber que es muy importante beber agua para mejorar nuestra concentración y tener menos despistes en el trabajo. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria lleva años insistiendo en la relación que hay entre beber agua y tener unas condiciones de funcionamiento óptimas a nivel mental. De ahí la recomendación de beber agua a menudo cuando tengas que realizar un esfuerzo mental extraordinario, como por ejemplo, enfrentarte a largas sesiones de estudio para realizar exámenes u oposiciones.

Un vaso de agua hace que las neuronas funcionen bien y rápido

Hay más estudios internacionales que avalan las propiedades del agua para el estudio y el esfuerzo mental. La Universidad de East London en Inglaterra, realizó hace un tiempo un minucioso estudio en el que concluía que beber agua servía para mejorar el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Cuando bebes agua, estás mejorando el trabajo del cerebro, ya que en cada vaso permites que llegue más oxígeno. El oxígeno permite que las neuronas funcionen y trabajen como deben para que realicen las conexiones necesarias dentro de tu cabeza.

Hasta incluso esta universidad inglesa ha cuantificado las propiedades del agua en relación a la concentración mental. Este estudio dice que cada vaso de agua que podamos beber permitirá que el cerebro funcione hasta un 14% más rápido. Así que el agua no sólo es fuente de salud, sino que además es una fuente de energía que es barata y que está al alcance de todos para poder estimular nuestra inteligencia.

 

beber-agua-osmotizada

Así que, como ves, beber agua cada día, en una cantidad de alrededor de dos litros diarios, nos puede ayudar a superar los retos a nivel intelectual que nos plantea el día a día en nuestro trabajo. Hoy en día tenemos que estar pendientes de muchos dispositivos electrónicos a la vez. El cerebro recibe muchos estímulos al mismo tiempo, y en ocasiones es fácil que puedan surgir los despistes o los errores. Si bebemos la cantidad de agua que tenemos que beber cada día, veremos que nuestro cerebro estará lo suficientemente hidratado como para poder tener la memoria, la concentración y el buen estado de ánimo para superar las dificultades.

Y es que a menudo, cuando hablamos de las propiedades del agua en general, se nos olvida que el componente mayoritario del que está hecho nuestro cerebro, es, ni más ni menos, que el agua. Nada más y nada menos que el 75% de nuestro cerebro es agua, por lo que es totalmente normal que requiera para su buen funcionamiento una dosis diaria de agua de calidad para su buen funcionamiento.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba