calidad del agua

Las ciudades con la peor calidad del agua

Si damos un repaso a las ciudades españolas donde la calidad del agua es más baja nos daremos cuenta de que normalmente, estas ciudades de España con una calidad del agua más dura son las que, además, la están pagando a un precio más alto. Esto es debido en gran parte al coste de producción de cada metro cúbico del agua, por la gran cantidad de componentes químicos que se deben usar para su depuración.

Los problemas de dureza se deben al alto contenido en cal del agua, lo que comúnmente conocemos como exceso de dureza del agua. En general se trata de un agua desagradable de beber, pero sobretodo muy dañina para nuestra piel y cabello, y nefasta para nuestros electrodomésticos como lavadoras, lavavajillas y calderas. Muchas ciudades con esta problemática tienen en común que se sitúan cerca de la costa, donde el agua tiene más sedimentos. Además, a ello también ayuda la composición mineral del suelo.

COMPRAR DESCALCIFICADORES VER EQUIPOS

La cuenca mediterránea y la dureza de su agua

Si miramos al mapa de España teniendo en cuenta la dureza del agua, podemos ver que hay zonas con el agua más dura que otra. La dureza del agua y su calidad vienen determinadas por el contenido de carbonato de calcio por cada litro del agua. Las aguas blandas contienen menos de 150 mg por litro, mientras que las aguas más duras pueden llegar a sobrepasar los 550 mg por litro. Afortunadamente, contamos con empresas de tratamiento de agua que nos pueden ayudar a reducir la concentración de cal en el agua, mediante la instalaciones de filtros y descalcificadores.

De todas maneras, vivir en una ciudad con el agua muy blanda tampoco significa que todo sean ventajas, ya que el agua del grifo de estas localidades es muy débil desde el punto de vida mineral, por lo que su consumo no cubre las necesidades de magnesio y calcio.

Y es que en general, como consumidores, a veces no quedamos satisfechos con la calidad del agua que obtenemos cuando abrimos el grifo de casa. Es verdad que hay áreas geográficas que, por diversas circunstancias, tienen un agua un poco más equilibrada, pero en general éste no suele ser el caso. Lo habitual es que la calidad del agua no sea la adecuada y tengamos que solucionar la situación instalando filtros, equipos de descalcificación o de ósmosis, dependiendo de la naturaleza del problema.

Como consumidores deberíamos exigir un agua de mayor calidad que la que tenemos

A pesar de que las autoridades sanitarias defiendan a capa y espada que la calidad del agua del grifo es la adecuada y que cumplen todos los parámetros higiénicos y sanitarios, lo cierto es que sus explicaciones, en general, no nos satisfacen. Como consumidores creemos que merecemos un agua de mayor calidad para nuestra familia. Sabemos que el agua con exceso de cal afecta a nuestra economía. Y que un agua con exceso componentes químicos nocivos como los trihalometanos puede ser, a la larga, perjudicial para nuestro bienestar y el de los nuestros.

De ahí la importancia de saber qué es lo que realmente estamos bebiendo en cada caso de agua. En teoría el agua es, o debería ser incolora, inodora e insípida. Aparentemente el agua del grifo es siempre buena, pero conviene que nos preocupemos por la calidad del agua y que nos cuestionemos si realmente lo que estamos bebiendo es agua pura y equilibrada. Además de atender al criterio de la dureza del agua, deberíamos preguntarnos si el agua que bebemos está libre de virus, bacterias, hongos y otros minerales que en determinadas dosis pueden ser realmente nocivos para nuestro organismo.

Bastaría un simple análisis en un laboratorio para salir de dudas y darnos cuenta del peligro que supone no conocer qué está bebiendo nuestra familia o cómo estamos contribuyendo a estropear nuestras lavadoras o lavavajillas en cada lavado. Entonces nos daríamos cuenta de lo importante que es contar en casa con un equipo tecnológico para dar respuesta al problema que tenemos con la falta de calidad del agua. Con una pequeña inversión nuestra vida y la salud de nuestra familia puede dar un cambio radical.

Debemos realizar un análisis bacteriológico al agua de casa para saber qué estamos bebiendo

Así que además del contenido de calcio en miligramos por cada litro de agua, debemos asegurarnos de cuál es el contenido en trihalometanos, cuál es el contenido de sustancias en suspensión, nitratos, geosmina, etc. Los estudios microbiológicos permiten afirmar que el agua está libre de virus y bacterias. Algunas aguas que han sido depuradas con cloro contienen trihalometanos, que son compuestos orgánicos volátiles que pueden permanecer en el agua. Los nitratos en el agua suelen ser consecuencia de la contaminación ambiental originada por el uso de abonos en el campo. Otro tipo de contaminación que afecta a la calidad del agua es la geosmina, provocada por la presencia masiva de algas.

Así que llegados a este punto, deberíamos preguntarnos qué margen de actuación tendremos para poder corregir las deficiencias de la calidad del agua que tenemos en nuestro grifo. Afortunadamente tenemos soluciones tecnológicas en el mercado que nos van a ayudar a resolver el problema rápido. Hay que ver de qué manera podemos obtener agua pura y sana en nuestro grifo. Dependiendo de si nuestro problema es el exceso de cal del agua, o de si el problema está en la presencia de sustancias, virus y bacterias, usaremos uno de los distintos métodos que hay en el mercado para limpiar y purificar el agua.

4 comentarios en “Las ciudades con la peor calidad del agua”

  1. Buenas tardes, quería preguntaros si os resulta que los pueblos cerca de Málaga y de Alicante tienen aguas muy duras al igual que sus capitales, gracias de antemano

    1. Hola Miriam,

      Depende de la zona exacta del domicilio y las características del subsuelo de cada zona. Lo más adecuado es analizar el agua de cada domicilio para conocer su composición exacta. Si dudas de la calidad del agua de tu hogar, en Culligan podemos realizar un test del agua gratuito. Para más información llámanos al teléfono 900 92 82 82.

      Gracias y ¡un saludo!

  2. Francisco Martín Martín

    El agua de Málaga es de las mejores de España y está en el sexto lugar, no hace falta echar sal al lavavajillas y se recomienda para bebes ya que es débil.Yo tengo un purificador de osmosis pero no por eso voy diciendo que el agua de Málaga es dura
    En Málaga el agua la depuración es por ósmosis y desalobradora y tiene gran calidad.

    1. Buenos días,
      En ningún caso queremos decir que el agua de Málaga sea mala, pero su calidad cambia dependiendo de la zona en la que se habite.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba