La importancia del agua en el Feng Shui

El agua es un elemento purificador por excelencia y que a través del aire circula el Ch’i o la energía vital, es de vital importancia que los dos elementos estén presentes en nuestro entorno para nutrirnos física, mental, emocional y espiritualmente, de ahí el significado literal de Feng Shui, “Viento y Agua.

El Elemento Agua tiene mucha importancia en el Feng Shui, el agua es el elemento más receptivo que da origen a toda forma de vida y el equilibrio al planeta.
Su cualidad como Elemento es la claridad mental y es sanadora.

¿Por qué se le da tanta trascendencia a las fuentes de agua en todas las culturas?

En todas las culturas las fuentes de agua son muy consideradas y forman parte de la decoración de un paisaje.
El agua ocupa un lugar predominante en el comienzo de la vida y en su conservación. En este movimiento tiene origen la vida, tiene lugar la mutación. Por ende, el agua es la fuente de la vida.
El agua lava los hogares, los cuerpos; llevándose los residuos de los cuerpos. Una ducha se lleva expresiones no deseadas de nuestra vida mental.
El agua siembra vida y absorbe los odios, disgustos y la ansiedad y purifica el ambiente.
El agua en movimiento nos trasporta a un espacio natural en donde la energía fluye, y nos ayuda a conectar con nuestra esencia.

¿Cuándo se debe poner una fuente de agua en el interior?

El Feng shui aconseja colocar en nuestro hogar o negocio una fuente de agua en movimiento, que mane suave, segura y sin esfuerzo.
El agua en movimiento de las fuentes crea una energía muy beneficiosa, libera iones negativos que recomponen el campo iónico, creando un ambiente más equilibrado, activa la productividad, porque el agua está relacionada al dinero, y el movimiento lo mejora.
Se puede colocar una fuente de agua, cuando la energía de algún sitio circule algo lenta o esté estancada (ya sea por falta de luz, objetos inamovibles, etc.)
En los negocios es cada vez más frecuente el uso de fuentes de agua porque se busca el dinamismo y la prosperidad.

¿Dónde deben colocarse las pequeñas fuentes de agua de interior?

Las más apropiadas son las zonas del Bagua: Saber y Cultura, Carrera Profesional y Personas Útiles y Viajes, por ser las zonas Norte las más apropiadas; pero siempre se pueden poner en cualquier zona que necesites potenciar o activar (buscando el equilibrio con otros elementos), en el dormitorio no es recomendable colocar la fuente.

Las fuentes en los jardines:

Las fuentes, en los jardines de todas las culturas, tienen un gran protagonismo, por su belleza y armonía (brindan sensación de paz, sonido agradable y trasparencia).

Una fuente de agua circulando, con vegetación y flores formando una glorieta, a cierta distancia de la puerta de entrada principal a la casa, dará la bienvenida a la familia y amigos, ofreciendo una sensación de paz y bienestar y obliga a dirigir la energía hacia el interior de forma ondulante, ni tan lenta, ni tan rápida.

La circulación correcta de la energía es muy apreciada en Feng Shui para facilitar el buen aprovechamiento de ella.

Precauciones:

Es importante que las típicas fuentes de agua pequeñas de interior no hagan mucho ruido, porque en ese caso solaparía el murmullo del agua y sería desagradable y tener en cuenta las salpicaduras. Las fuentes de agua son fáciles de colocar y son muy decorativas, además de una buena herramienta que nos ayudará a lograr nuestros objetivos, con coherencia, sentido común y un poco de intuición.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba