Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

¡A hidratarse!

Un adulto sedentario, en óptimas condiciones de calor y humedad, necesita ingerir entre dos y dos litros y medio de líquido por día para mantenerse hidratado y para reponer la pérdida de agua, sobre todo en estas épocas de calor, que se produce a través de la respiración, la piel (transpiración y perspiración), las deposiciones y la orina. El organismo puede llegar a perder más dos litros de agua por día en verano.

Siga estos consejos para mantenerse hidratado:

Comience el día con un vaso de agua bien grande. En ayunas, antes de tomar cualquier infusión, tome un vaso de agua. Esto lo ayudará a hidratarse y a recuperar la pérdida de líquidos ocurrida durante la noche.
Haga pausas para tomar agua. Cuando se esté muy ocupado durante el día ya sea en el trabajo o con las actividades cotidianas uno tiende a ìolvidarseî de tomar agua. Por lo tanto, al menos una vez por hora oblíguese a beber un vaso de agua.

Limite la cafeína y el alcohol. El exceso de gaseosas cola o café y las bebidas alcohólicas pueden actuar como diuréticos y favorecer la deshidratación.

No espere a tener sed. La aparición de la sed implica que ya se ha perdido una cantidad significativa de agua corporal. Esté atento a otros síntomas como dolor de cabeza, poca frecuencia para orinar, boca seca y mareos.

Las mejores frutas del verano

Las frutas aportan beneficios a la salud: mantienen la hidratación, son anticancerígenas y protectoras de la piel. Aquí, las características de las que son propicias para esta época:

Mango. Contiene betacarotenos que protegen la piel, además del corazón. Son gran fuente de fibra la que ayuda a controlar el hambre.

Sandía. Fuente principal de licopenos, fitonutriente conocido por su poder anticancerígeno. Al contener un 92 por ciento de agua en su contenido colabora con la hidratación del organismo.

Fresas. Son muy bajas en calorías y ricas en fibra, le aportan sensación de saciedad; una taza posee solo 45 calorías y 4 gramos de fibra.

Arándanos. Ricos en polifenoles, sustancias que protegen la piel. Una taza aporta 6 gramos de fibra y el 45 por ciento del manganeso, mineral que mantiene los músculos, piel, células nerviosas y huesos saludables.

Duraznos. Gran fuente de vitamina C y A, y potasio. Posee un 80 por ciento agua, lo que promueve la hidratación.

Aguas saborizadas hechas en casa

  1. Un litro de agua + jugo de un limón + rodajas de un limón + una cucharada de miel o una cucharada de edulcorante en polvo.
  2. Un litro de agua + jugo de un limón + hojas de menta + jengibre fresco rallado + una cucharada de miel o endulzado con edulcorante en polvo.
  3. Dos saquitos de té earl grey infusionados en un litro de agua caliente que luego dejar enfriar + rodajas de naranja + una ramita de lemon grass + rodajas de jengibre fresco + una cucharada de miel o endulzado con edulcorante en polvo.
  4. Dos saquitos de té de naranja infusionados en un litro de agua caliente que luego dejar enfriar + rodajas de naranja + una ramita de canela + una cucharada de miel o endulzado con edulcorante en polvo.
  5. Dos litros de agua + una naranja cortada en rodajas + una limón cortado en rodajas + una lima cortada en rodajas + ocho frutillas cortadas al medio + un pepino cortado en rebanadas + miel o edulcorante para endulzar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba