Hidratación adecuada en el trabajo

Los beneficios de una hidratación adecuada en el trabajo

El agua desempeña un papel esencial en los procesos de termorregulación e hidratación corporal y, una vez que se ingiere, se inicia un proceso continuo de intercambio entre el entorno externo e interno, es decir, órganos, tejidos y células. La importancia del agua para preservar la salud y el estado físico de un individuo se debe no solo a su presencia predominante en el cuerpo humano sino también y sobre todo por las múltiples funciones vitales que realiza. Mantenerse bien hidratado es imprescindible para ayudar a nuestra salud, y una hidratación adecuada en el trabajo forma parte de ello. El agua contribuye a:

  • Regular la temperatura corporal
  • Purificar el organismo, a través de la expulsión de excreciones sólidas o líquidas
  • Aumentar la tonicidad y la elasticidad de la masa muscular
  • Favorecer la pérdida de peso mediante el aumento de las funciones metabólicas que transforman las grasas en dióxido de carbono y agua
  • Reducir la retención de líquidos gracias a su acción antiedematosa

Todo lo anterior motiva el gesto más natural del mundo: beber. Solemos tomar agua cuando sentimos que la necesitamos; sin embargo, es importante prevenir la sed bebiendo una determinada cantidad de agua de forma regular a lo largo del día.

 

¿Quieres saber más sobre los equipos de HORECA? SÍ QUIERO

 

Un equilibrio hídrico adecuado

Para alcanzar un equilibrio hídrico adecuado, es necesario beber 1 ml de agua por cada kcal consumida; por consiguiente, considerando que una persona suele quemar 2000 kcal por día, el consumo de agua no debería ser inferior a 2 litros, 8 vasos al día. Esa cantidad incrementa significativamente con el aumento del ejercicio físico, ya que nuestro cuerpo pierde agua.

Asimismo, el agua favorece el bienestar y la concentración y se ha probado que una deshidratación del 1-2% podría afectar la funcionalidad del cerebro, reduciendo las funciones cognitivas.

 

El agua en el lugar de trabajo

Pero se bebe mucho si hay agua buena y fácil de obtener. En el lugar de trabajo, que es donde pasamos la mayor parte del día, es fundamental tener acceso al agua en todo momento, que sea de calidad, higiénicamente segura y organolépticamente perfecta, así como fría y con gas, para los amantes de las burbujas. El agua del grifo no puede cumplir con todos estos requisitos, razón por la cual en las oficinas y puntos de reunión todavía hay mucha agua mineral en botellas. Como alternativa, para hidratarse y preservar el medio ambiente, se pueden colocar dispensadores de agua refinada.

Es un beneficio para los consumidores, que pueden disfrutar del agua fresca durante todo el día, servida al momento, y una ventaja para las empresas que, gracias a los dispensadores de agua, pueden eliminar las voluminosas y antiecológicas botellas de plástico de usar y tirar. Disponer de una fuente de agua cercana y fácil de acceder ayuda a una buena hidratación a lo largo del día, y en el trabajo es importante, ya que las propiedades del agua favorecen la concentración mental.

Culligan, empresa líder en el sector de tratamiento de agua, ofrece varias soluciones para tener agua de calidad en las oficinas y en cualquier lugar de trabajo, de forma simple, económica y ecológica. Además, el agua del dispensador es más segura e higiénicamente más controlada, gracias a las tecnologías instaladas en este y a los procesos de desinfección e higienización llevados a cabo de forma periódica por los expertos de Culligan y por personal encargado.

 

Las soluciones de Culligan en oficinas y lugares de trabajo

Los dispensadores Bio-Refresh están conectados a la red de suministro de agua y equipados con un sistema de tratamiento en el punto de uso. El proceso de refinamiento implica el uso de un cartucho de filtro que contiene polvo de diatomeas y carbones activos, capaz de eliminar los olores y sabores desagradables del agua, como el del cloro, así como cualquier elemento no deseado como metales pesados, turbidez, micropoluyentes orgánicos, etc., lo que hace que el agua sea más agradable y segura. Además, la tecnología de ultrafiltración Culligan Pure (probada por la Universidad de Bolonia) bloquea la filtración de bacterias, virus y endotoxinas y, combinada con la desinfección con rayos UV directamente en el punto de consumo, garantiza que un suministro de agua siempre microbiológicamente perfecta. Las columnas Bio-Refresh disponen de agua a temperatura ambiente, caliente, fría y con gas.

Otra alternativa al agua embotellada son los dispensadores Selfizz y Selfizz Box. Ambos tienen un diseño elegante, acorde al lugar de trabajo, y además proporcionan un agua totalmente personalizada y al gusto de cada uno al poder regular el nivel de carbonatación y la temperatura. El sistema refrigerante trabaja con el gas R600, un componente totalmente natural. Por lo tanto, estos tipos de dispensadores son una opción que ayudan a preservar el medioambiente, y más teniendo en cuenta el gran ahorro que supone el dejar de utilizar plásticos.

El servicio técnico de Culligan garantiza un servicio de atención al cliente posventa próximo y profesional. Tras la instalación y la puesta en marcha, se incluyen visitas periódicas a los clientes para la desinfección de los sistemas y el reemplazo de los elementos filtrantes, garantizando dispensadores eficientes y agua impecable en todo momento.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba