Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

En Cádiz 13.000 vecinos están sin agua por una bacteria

Los vecinos del barrio de Loreto, en Cádiz, se muestran indignados. El Ayuntamiento ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y ha negado que la bacteria pueda propagarse a otros puntos de la ciudad porque “se ha sectorizado la zona”.

Los 13.000 vecinos del barrio de Loreto, en Cádiz, se han mostrado indignados porque desde hace días están sin suministro de agua y tienen que abastecerse con camiones cisternas debido a la presencia de una “bacteria coliforme” de origen aún por concretar.

El concejal del Ayuntamiento de Cádiz Ignacio Romaní ha manifestado este martes en una rueda de prensa que están investigando los “depósitos, comercios, industrias y sistemas de drenaje” de la zona afectada aunque aún no han podido determinar el origen del foco ni pueden adelantar una fecha para el restablecimiento del suministro.

“No podemos decir que van a tener agua esta tarde o mañana hasta que no tengamos la certeza de que el suministro es de calidad”, ha explicado Romaní, quien ha admitido que durante al menos 24 horas, las que transcurren desde que se toman las muestras hasta que se tienen los resultados, los vecinos del barrio de Loreto han consumido agua que no cumplía con los “parámetros óptimos”.

No obstante el responsable municipal ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y ha negado que la bacteria pueda propagarse a otros puntos de la ciudad porque “se ha sectorizado la zona”.
“No han entrado aguas fecales al agua potable”.

Por su parte el director de Aguas de Cádiz, Juan Miguel Núñez, ha asegurado, en la misma comparecencia, que “no han entrado aguas fecales al agua potable, ni muchísimo menos. Esto hay que quitárselo de la cabeza” ya que no existe ni “turbidez ni viscosidad” en las muestras analizadas.

Estas explicaciones no han convencido a los vecinos, que se concentraban hoy a las puertas del ente con evidentes signos de nerviosismo y que denuncian que algunas personas del barrio han sufrido vómitos y diarreas.
“No sabemos nada. Hemos salido peor que estábamos” ha narrado Rosa Guzmán, representante de los afectados que se ha reunido este martes, junto a otros vecinos, con los responsables del Ayuntamiento y les han pedido, además, que permita que puedan ducharse en las instalaciones del Estadio Carranza.

Mientras tanto tres cubas, con unos 25.000 litros de agua, seguirán proporcionando agua potable al barrio y se entregarán a su vez garrafas de agua a aquellos vecinos con mayores problemas de movilidad.
El caso se remonta al pasado 29 de septiembre cuando los vecinos alertaron a la empresa municipal de que el agua de sus viviendas desprendía un “fuerte olor”.

Aunque en aquellos primeros análisis, elaborados por la Universidad de Cádiz a través del Lanch (Laboratorio de Aguas Naturales y de Consumo Humano), no se detectó ninguna anomalía continuaron recogiéndose muestras diariamente.

Fuente: www.terra.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba