El tratamiento de aguas entre las buenas prácticas en la industria alimentaria

El tratamiento de aguas y tratamiento de aguas residuales junto con otros aspectos relacionados con las compras y manipulación de materiales, están entre las buenas prácticas ambientales en la industria alimentaria. Todas estas acciones favorecen a la empresa, ofreciendo una imagen de responsabilidad con el entorno.

Buenas prácticas ambientales en las compras:

• Buscar materias primas menos agresivas con el medio ambiente.
• Elegir entre equipos más respetuosos con el medio ambiente.
• Difundir entre los empleados el conocimiento de marcas y símbolos ecológicos para potenciar la conciencia ecológica.
• Apostar por los productos usables a largo plazo, aunque puedan suponer un coste mayor, que pueden suponer menor impacto en el medio ambiente y un ahorro a largo plazo, reduciendo la compra de productos de usar y tirar.
• Mejorar la gestión de inventario de materias primas.
• Negociar con el proveedor la posibilidad de devolver el material sobrante.
• Utilizar papel reciclado y ecológico.

Buenas prácticas ambientales relacionadas con el tratamiento de aguas:

• Cerrar bien los grifos.
• Utilizar el mínimo de agua posible.
• Evitar el uso innecesario de la cisterna (por ejemplo usando el WC como papelera).
• Avisar de fugas tan pronto como sea posible.
• Realizar una recogida en seco de los residuos antes de utilizar agua.
• Abrir las mangueras solo mientras se están usando.
• Utilizar pistolas a presión, que reducen el consumo.
• Utilizar automatizadores en los lavabos.
• Instalar llaves con temporizador en las zonas comunes.
• Asegurarse de que los grifos no gotean.
• Reducir el volumen de las cisternas de los inodoros.

Junto con estas medidas generales, las primeras aplicada a las compras de materia prima y las segunda, aplicadas al consumo de agua, la empresa conseguirá tanto reducir costes como tener un menor impacto sobre el medio ambiente con su actividad, lo que servirá por un lado como medida de Responsabilidad Social Corporativa y por otro, ofrecerá ventajas sobre la marca, siendo considerada responsable y ecológica. Las compañías deben además prestar atención al consumo de agua realizado durante sus procesos de producción, cuando se trata de empresas dedicadas a esta actividad y que representan el consumo más importante.

Asimismo, la empresa debe tener en cuenta el tratamiento de los residuos que genera y puede considerar el tratamiento de aguas y tratamiento de aguas residuales, de modo que el impacto sea menor al estar en contacto con el medio ambiente y que se permita la reutilización del agua, ahorrando así en costes y también, respetando el medio ambiente que nos rodea.

tratamiento de agua

0 comentarios en “El tratamiento de aguas entre las buenas prácticas en la industria alimentaria”

  1. Hola, me ha gustado el post, ha sido muy interesante, el tratamiento de agua es un tema muy importante en la actualidad no solo para mejorar el medioambiente sino por la salud de todos nosotros. Estas prácticas sobre el tratamiento de aguas deberían hacerse siempre. Gracias por las recomendaciones..

    1. Hola Cristina, gracias por dejarnos tu opinión. Desde Culligan siempre pensamos en las mejores practicas para el ahorro y el consumo del Agua.

      Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba