Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

Diabético, evita la deshidratación en los meses de calor

Consejos para combatir deshidratación cuando sufres diabetes
Por Marangely Rodriguez, Guía de About.com Updated June 08, 2012

Tomar agua es importante, aún más en los mese de calor. En verano, la época del año más esperada por muchos, llegan los días de vacaciones, pasadías y actividades al aire libre. En el verano también llegan los días de calor y humedad. Aquellos que padecen enfermedades crónicas, como la diabetes, deben ser más cuidadosos con las olas de calor y adoptar una postura proactiva ante los riesgos potenciales que traen los meses de calor a tu salud.

El calor es el factor número uno de muerte relacionada con el clima en los Estados Unidos. En promedio, las olas de calor cobran más vidas cada año que las inundaciones, rayos, tornados y huracanes juntos. Por tal razón, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), advierte que cuando el termómetro alcanza los 80 grados Fahrenheit y el índice de humedad sobrepasa los 40 grados, estás en riesgo de deshidratación, agotamiento por calor y problemas en tus pies.

Deshidratación
El calor del verano puede causar deshidratación. Si eres diabético, debes incrementar tu ingesta de líquidos. Los diabéticos están en mayor riesgo de deshidratación ya que también puede ocurrir cuando los niveles de glucosa en la sangre están altos, independientemente del clima. Cuando tus niveles de azúcar en la sangre están por encima de lo normal, orinas con más frecuencia, entre las micciones y el sudor, puedes deshidratarte. Sigue a continuación las recomendaciones de los expertos para combatir la deshidratación en meses de calor:
Come tu agua. Consume más frutas y vegetales durante el verano. La sandía y los pepinos son casi todo agua, el resto, vitaminas y fibra.

Las naranjas, toronjas, limas y limones, son ricos en vitamina C y fibra soluble. Si se te hace difícil consumir agua sola, trátala con el zumo de una lima o limón, le añadirás más sabor y vitaminas.

El tomate es uno de los vegetales que más agua aporta y es fuente de antioxidantes. La lechuga es muy baja en calorías y de igual modo te mantendrá hidratado. Consúmela junto a otros vegetales en ensalada o añádela a tu sándwich favorito para un almuerzo rápido y nutritivo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba