beber agua los bebés

¿Cuándo deben empezar a beber agua los bebés?

Existe mucha controversia acerca de cómo y cuándo deben empezar a beber agua los bebés. Como siempre, debemos conocer cuál es el criterio de pediatras y médicos, ya que su opinión está basada en hechos científicos y por tanto es la que debe prevalecer por encima mitos o creencias populares. Los médicos y pediatras siempre recomiendan que, por lo menos en los primeros seis meses de vida, los bebés se alimenten de leche materna.

 La leche del pecho de la madre contiene no sólo todos los nutrientes que el bebé necesita para crecer sano y fuerte sino que además contiene toda el agua que el recién nacido necesita para que sus órganos vitales funcionen como corresponde. Así que a la pregunta de cuándo deben empezar a beber agua los bebés responderíamos que empiezan a hacerlo desde el primer momento que toman leche materna.

 

Según diversas fuentes consultadas, el contenido en agua de la leche materna se sitúa entre el 88% y el 90%. El resto corresponde a minerales, grasa, calcio, azúcares y otros nutrientes que son fundamentales para la alimentación y el crecimiento del bebé. Por eso es fundamental que la madre lleve una dieta completa y equilibrada en época de lactancia, para poder generar no sólo la cantidad sino la calidad de la leche materna que se requiere para que la alimentación del recién nacido sea la adecuada. No sólo deberíamos preguntarnos cuándo deben iniciarse a beber agua los bebés sino qué tipo de agua es la que contiene la leche materna.

¿Quieres conocer cómo son nuestros sistemas de ósmosis inversa? VER EQUIPOS

La cantidad y la calidad del agua para los bebés

En este punto es relevante que recalquemos la importancia de la calidad del agua. En la medida que la madre se alimente bien y beba agua de calidad, la leche materna con la que alimentará a su bebé tendrá más beneficios nutricionales ya que será más equilibrada. Si el agua es el ingrediente mayoritario de la leche materna, tenemos que preocuparnos por que el agua sea de las máximas garantías. Este es el aspecto más importante si estamos preocupados por qué y cuándo deberían beber agua los bebés.

En este sentido, es conveniente que en casa contemos con equipos y herramientas tecnológicas que nos ayuden a mejorar la calidad del agua del grifo. Si tenemos problemas con un exceso de cal deberemos instalar un descalcificador, mientras que si queremos mejorar el sabor y asegurarnos de la pureza del agua deberemos instalar un equipo de ósmosis. Si no estamos seguros del problema que tenemos con el agua en casa es conveniente que contactemos con una empresa que proporcione soluciones integrales para el tratamiento de agua. Solo de esa manera podremos asegurarnos de que estamos bebiendo el agua de la máxima pureza y garantías cuando vamos a dar de beber agua a los bebés.

 Seguramente te preguntarás cuándo han de parar de beber agua los bebés cuando los alimentamos con leche materna. Los médicos y pediatras suelen coincidir en que es el propio bebé el que decide cuándo ha bebido lo suficiente, y por tanto deja de succionar. Por el contrario, a través de sus lloros sabrás cuándo tiene hambre y sed y necesitas sentarte con él para alimentarle ofreciéndole el pecho. Déjate guiar por la información que el bebé te da a través de sus gestos y su comportamiento.

 

Leche materna o leche preparada para beber

A pesar de que la leche materna es el alimento ideal para los bebés, hay madres que por los motivos que sean prefieren dar a sus bebés leche preparada. En el mercado existen diversas marcas de leche preparada que contiene los nutrientes que el bebé necesita. Hay madres que están a favor y en contra de la leche preparada. Hay argumentos de todo tipo a la hora de bendecir o censurar esta opción, pero lo importante a la hora de elegir una leche preparada el fabricante nos dé todas las garantías de que se trata de un producto que cumple la legislación sanitaria y farmacéutica.

 A la hora de preparar el biberón es importante que leamos las indicaciones del fabricante. Igual que en el caso de la lactancia materna, el biberón será la vía por la cual van a beber agua los bebés. Por tanto, la pureza y calidad del agua que tengamos en casa va a resultar fundamental. En todo caso hay que tener en cuenta un aspecto: cuando damos de mamar leche materna al bebé, no podemos calcular exactamente cuánta agua está bebiendo, ya que no podemos medirla ni calcular el peso.

  

 Sin embargo, cuando preparamos un biberón, sí podemos hacerlo. Los médicos recomiendan que un bebé debería beber 150 ml de leche materna o preparada por cada kilo de peso. Por tanto, un bebé de 4,5 kilos de peso debería tomar alrededor de 700 ml de leche al día aproximadamente. Para más información sobre cuánto y cuándo han de beber agua los bebés, es conveniente que tu médico o pediatra aclare todas tus dudas en tu próxima visita.

comprar-osmosis

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba