consejos-de-salud

Consejos de salud para ganar bienestar en el hogar

Unos buenos consejos de salud vienen bien de vez en cuando. Siempre se ha dicho que la buena salud empieza por uno mismo, tanto en tu interior (cuerpo y alma) como en tu exterior más cercano (tu casa y tu relación con tus familiares y amigos). De la misma manera que la higiene personal y la vida saludable forma parte de los hábitos adquiridos, cuidar nuestro entorno más inmediato debería ser una prioridad. No hay duda de que lo que nos rodea, tarde o temprano, acaba afectando de manera decisiva a nuestro estado de ánimo y a nuestra salud. La limpieza, el orden, la armonía, la luz, el colorido y los aromas nos ayudarán a llevar una vida más agradable.

La limpieza es fundamental para prevenir la proliferación de bacterias y hongos que pueden desencadenar enfermedades graves, como infecciones o alergias. Conviene dedicar algunos minutos a limpiar aquellas cosas que se ensucian o se desordenan por su uso diario, y destinar algún día de la semana a realizar una limpieza más a fondo en aquellos rincones de casa de más difícil acceso. Para tener la casa limpia y completamente higienizada, podemos emplear los métodos tradicionales (escoba, trapos y fregona) o bien emplear aspiradores electrónicos o máquinas de vapor.

Para la higiene y limpieza del hogar usaremos detergentes como el jabón neutro, la lejía y los detergentes con agentes desinfectantes. Más allá de los reclamos comerciales, debemos leer las etiquetas para elegir qué producto es más indicado para lavar cada cosa. Si tenemos mascotas en casa, como perros o gatos, seremos especialmente cuidadosos con la limpieza.

Uno de los principales enemigos de nuestro organismo es el polvo que se acumula en estanterías, puertas, armarios, cajones y ropa, tanto de calle como de cama. Además de que estéticamente una casa llena de polvo no es nada agradable, lo cierto es que la acumulación de polvo es especialmente negativa para las personas que sufren enfermedades respiratorias como asma, alergias, etc.

Algunos consejos de salud para tu hogar

Ventilación, iluminación y agua

Es importante que ventilemos la casa para que se renueve el aire. No hay nada más desagradable que entrar una casa y que huela a cerrado. Es suficiente con abrir las ventanas un cuarto de hora por la mañana, con lo que tendremos aire fresco en el ambiente sin que baje en exceso la temperatura del hogar. Igualmente, si estamos cocinando, o si hemos empleado pinturas o barnices, es conveniente abrir las ventanas para evitar que los olores agresivos permanezcan o causen algún tipo de mareo.

En el caso de las zonas de la casa que están más alejadas de las ventanas, podemos instalar ventiladores que nos ayudarán a renovar el aire. La ventilación es fundamental para acabar con los ácaros del polvo, causantes del un gran número de afecciones pulmonares como el asma o algunas alergias.

La luz también tiene un papel fundamental en nuestro bienestar. Si tenemos acceso a la luz natural, debemos abrir cortinas y persianas. De este modo no sólo estamos ahorrando en la factura de la luz, sino que además estamos ayudando a regular nuestro sistema nervioso. Los estudios demuestran que los biorritmos de nuestro organismo se ajustan mediante la luz natural. Además, la orientación al sol es fundamental para mantener nuestra casa caliente y podamos evitar, en la medida de lo posible, el uso de calefacciones. Para iluminar la casa elegiremos lámparas LED, y no tenemos que olvidarnos de las velas, que además de calidez aportan armonía a la casa.

También el agua que llega a nuestro hogar puede ser tratada para mejorar tu calidad de vida y la de tu familia. Existen sistemas muy recomendables de filtrado, descalcificación y purificación del agua a nuestro alcance. Gracias a la instalación de estos sistemas mejorará la calidad no solo del agua que bebemos, sino también de la que utilizamos para regar nuestras plantas.

Plantas y colores para cuerpo y alma

Las plantas son un gran aliado para mejorar el aspecto y el bienestar en la casa. No sólo aportan alegría y colorido, sino que también pueden ser una fuente de salud. En general, todas las plantas purifican el aire aunque algunas, como el espatifilo, el ficus o la areca, son más eficaces. También regulan la humedad y atenúan el ruido. Podemos aprovechar la terraza o el balcón de casa para plantar condimentos para nuestra cocina, como perejil o menta. También hay algunas plantas que nos ayudan a repeler los mosquitos, como por ejemplo la melisa, la albahaca, la citronela o la lavanda.

La aromaterapia es también es un buen aliado para cuidar nuestro cuerpo y mente. Elegiremos perfumes o fragancias que emplean esencias esenciales naturales de plantas y cortezas de árboles. En el mercado existe un gran abanico de aromas, por lo que sólo hay que ponerse a buscar el que más nos satisface. Finalmente jugaremos con los colores, para crear ambientes de acuerdo con nuestra personalidad o estados de ánimo, en los que nos sintamos a gusto y en armonía. Cada color tiene un significado: desde la pureza del blanco hasta el rojo estimulante, pasando por la serenidad del color turquesa, tenemos una gran paleta de tonalidades para elegir y hacer de nuestro hogar una fuente de paz y salud.

tratamiento de agua

0 comentarios en “Consejos de salud para ganar bienestar en el hogar”

    1. Gracias Marian, nos alegramos que te haya gustado nuestro post. Seguiremos ampliando este tipo de consejos en próximos artículos. ¡Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba