Culligan

reponer líquidos al hacer deporte

Cómo reponer líquidos al hacer deporte

Hacer deporte es tal vez la mejor actividad de ocio y salud que podemos realizar en nuestro tiempo libre. El sedentarismo es el gran enemigo de nuestro bienestar, y en este sentido, cada día deberíamos dedicar por lo menos algunos minutos a realizar alguna práctica deportiva con mayor o menor intensidad. A la hora de realizar ejercicio, es muy importante que prestemos atención a algunos detalles importantes: por ejemplo, saber cómo reponer líquidos al hacer deporte.

Cuando hacemos deporte, además de estimular nuestra musculatura y mejorar el funcionamiento de nuestras articulaciones, estamos favoreciendo muchos procesos que tienen lugar en el interior de nuestro organismo a nivel celular, psicológico, respiratorio, etc. Al hacer deporte activamos determinados músculos y articulaciones que de otra manera, si lleváramos una vida sedentaria, no ejercitaríamos prácticamente nunca. Al realizar esta práctica deportiva solemos sudar, por lo que hay que buscar la manera de compensar la pérdida de agua de alguna manera. De ahí la importancia de reponer líquidos al hacer deporte.

¿Quieres conocer cómo son nuestros sistemas de ósmosis inversa? VER EQUIPOS

Si somos aficionados a las retransmisiones deportivas en televisión veremos que siempre, al lado de un deportista, hay unas botellas con agua. El deportista siempre aprovecha cualquier mínima pausa para refrescarse y beber un poco de agua u otro tipo de bebida isotónica. La pérdida de líquidos durante la práctica deportiva tiene muchas implicaciones a nivel muscular. Este es el motivo por el cual todos los atletas son tan disciplinados a la hora de reponer líquidos al hacer deporte.

Hay que reponer líquidos antes, durante y después del deporte

Tal vez te estarás preguntando por qué es tan importante reponer líquidos al hacer deporte. El agua es el componente fundamental en nuestro cuerpo. Más de 2 / 3 partes de nuestro organismo es agua. Necesitamos agua para estar hidratados y para que los órganos funcionen correctamente. Cuando perdemos líquidos, determinados órganos de nuestro cuerpo empiezan a rendir por debajo de sus prestaciones normales. Los expertos señalan que cuando perdemos el 10% del agua de nuestro cuerpo, nuestro organismo lanza señales de aviso al poner en peligro nuestra salud.

Es vital reponer líquidos al hacer deporte ya que con el sudor estamos deshidratándonos. Además de  hidratarnos y eliminar la sed, es fundamental beber agua para evitar lesiones musculares. Una pérdida de agua durante el ejercicio, unida a una mala hidratación, pueden contribuir a una pérdida de la concentración, a la aparición de dolores de cabeza, calambres y desgarros musculares, con lo cual, podemos cometer errores que nos penalizarán en el resultado de nuestro partido o competición.

Y es que el agua es el regulador de la temperatura corporal por excelencia. El agua también nos ayuda a que eliminemos por la orina todas las sustancias de desecho que nuestro organismo no asimila y debe eliminar. Además, el agua es fundamental para regular el ritmo cardíaco, tan importante para la práctica deportiva. Si no bebemos agua el ritmo cardíaco se acelera porque el volumen de sangre se reduce al tener menos líquido disponible en el cuerpo.

El agua del grifo tienen todos los componentes para rehidratarnos

A la hora de reponer líquidos al hacer deporte, tenemos varias opciones. La más habitual es beber simplemente agua del grifo, que podemos almacenar y transportar en nuestra botella con dosificador. Si el agua es equilibrada en su composición, nos proporcionará todos los elementos que necesitamos para compensar la pérdida de líquidos que se va produciendo en el transcurso de la práctica deportiva.

Hay que saber que para estar bien hidratados, tenemos que beber agua antes, durante y después de realizar deporte. No podemos esperar a tener sed o a sentir dolor o mareos para beber agua, ya que estaremos poniendo en riesgo nuestra salud y estaremos perdiendo fuerzas y concentración, lo que nos penalizará a la hora de hacer deporte ya que la falta de atención nos puede hacer cometer errores. Hay que racionar la bebida en los tres momentos: dos vasos de agua antes de empezar a hacer deporte, pequeños sorbos durante la sesión de deporte a medida que tengamos sed, y finalmente, más agua al acabar la práctica deportiva en función del líquido que hayamos perdido.

En los últimos años han salido al mercado diferentes tipos de bebidas especialmente indicadas para deportistas. Son bebidas que además de agua, por supuesto, contienen minerales, vitaminas, hidratos, etc. Por lo tanto, además de hidratarnos, realizan funciones complementarias que en un momento dado pueden ayudarnos a mejorar el rendimiento. No tenemos que confundir las bebidas deportivas con las bebidas energéticas.

Las bebidas energéticas o los refrescos tienen un alto contenido en gas y en azúcares, además de sustancias como cafeína, que más allá de un efecto estimulante y excitante, no tienen por qué contribuir a mejorar nuestra hidratación o rendimiento, sino más bien todo lo contrario. Una buena alternativa a las bebidas energéticas son las bebidas deportivas o isotónicas, que a diferencia de las anteriores no tienen gas, tienen menos azúcares y tienen más capacidad de rehidratación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba