Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

bebidas refrescantes

Cómo preparar bebidas refrescantes para el verano

Las bebidas refrescantes son una magnífica alternativa para refrescarnos y mantenernos hidratados en el transcurso de los calurosos meses de verano. Como siempre, los médicos y nutricionistas se encargan de recordarnos que cada día debemos beber por lo menos dos litros de líquidos como agua, zumos, infusiones, sopas frías, etcétera. En el caso de que hagamos deporte o cualquier actividad física, deberíamos incrementar esa cantidad.

Es una buena idea que parte de esa dosis diaria de líquidos provenga de bebidas refrescantes que no contengan azúcares añadidos y una gran cantidad de gas, puesto que el exceso de azúcar y de gas es realmente nocivo para nuestro organismo.

 

¿Quieres saber más de los equipos de ÓSMOSIS inversa? SÍ QUIERO

 

Es suficiente con que visitemos nuestra frutería favorita o algún mercado para poder preparar nuestras propias bebidas refrescantes en casa. O incluso fruta natural y verduras directamente recogidas del campo. Tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de ingredientes como frutas y hortalizas para poder preparar nosotros mismos las bebidas refrescantes que más nos apetezcan. Durante los meses de verano tenemos la gran suerte de que las frutas y las verduras están en su mejor punto de maduración, y lo que es más importante, contienen los mejores nutrientes y están al mejor precio para nuestro bolsillo.

 

 

Las frutas y las hortalizas de verano para elaborar bebidas refrescantes

En verano deberíamos aprovechar la gran cantidad de ingredientes que tenemos a nuestro alcance para preparar nosotros mismos bebidas refrescantes que no sólo nos hidratan sino que además nos alimentan y nos dan las vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita en esta época del año. La gran ventaja es que las frutas y las hortalizas tienen un contenido muy elevado en agua, del orden del 90% o más.

Además, en la medida en que somos nosotros mismos quienes elaboramos nuestras bebidas refrescantes, podemos elegir la cantidad y la calidad de los ingredientes. En el mercado hay frutas y verduras orgánicas y ecológicas, con mejor sabor y más nutrientes que las frutas y verduras no orgánicas ni ecológicas. Además, en la medida que nosotros preparamos estas bebidas, podemos usar más o menos cantidad de azúcares o grasas.

 

Prepararlas es bastante sencillo. En primer lugar tienes que pensar si prefieres una bebida dulce o salada. Por ejemplo, el verano es una magnífica temporada para preparar tus sopas frías como entrante o aperitivo. El famoso gazpacho andaluz se elabora seleccionando tomates maduros y otras hortalizas dependiendo de tu gusto (cebolla, ajo, pimiento y pepino). El gazpacho se puede condimentar con aceite de oliva, vinagre y sal, y se puede espesar con un poco de miga de pan.

 

Sopas, cremas, infusiones y zumos refrescantes para el verano

Otras sopa veraniega fría es la vichyssoise. Se trata de una bebida refrescante que en esencia es una crema de puerros fría. Para elaborarla es suficiente con pochar puerros con mantequilla y cubrir con agua o caldo, una patata y un vaso de leche, y dejar cocer media hora. Finalmente hay que triturarlo todo, colarlo y ponerlo a refrescar en la nevera. En realidad cualquier sopa o crema que comamos durante el año se puede servir como bebida para el verano.


 

Pero para combatir el calor no hay nada mejor que preparar nosotros mismos una rica y refrescante limonada. De todas las bebidas más refrescantes la limonada es la que mejor funciona para saciar la sed. Para conseguir una limonada de calidad hacen falta dos cosas: limones y agua de calidad. En el mercado hay una gran variedad de limones. Podemos escoger los que más nos gusten, los que más zumo den… y combinarlos con otras variedades de cítricos como por ejemplo las limas.

Otra de las bebidas refrescantes que más gustan a todo el mundo son las infusiones. Para el calor, podemos elaborarlas bien frescas. Por ejemplo, el té helado es magnífico porque quita la sed y tiene una gran cantidad de antioxidantes. Para prepara un té helado es suficiente con elaborar una infusión con nuestro té favorito y aromatizarla con la piel de nuestra fruta favorita, como por ejemplo, el limón o la naranja. El café con hielo es también una magnífica bebida para refrescarnos durante el verano. Para conseguir una buena infusión es conveniente que el agua del grifo con la que elaboramos la bebida sea de calidad, es decir, que no tenga un alto contenido en cal, y que tenga sabores ni olores extraños.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba