agua dura

¿Cómo afecta el agua dura a nuestra piel?

El agua dura genera muchos problemas para nuestra salud y bienestar, en especial en la piel, pero también es muy dañina para nuestro bolsillo. Muchas de las ciudades y pueblos de España tienen problemas con el exceso de cal en el agua. Más bien el problema es la falta de calidad del agua: un agua de no calidad es el origen de muchos problemas en nuestra salud y en nuestra economía doméstica.

Para saber si el agua que tienes en casa es dura, blanda, o media, lo más recomendable es que solicites un análisis por parte de profesionales expertos en este sector, tal y como ofrecemos desde Culligan.

Además de este estudio exhaustivo, en casa podemos detectar cómo es el agua que llega a nuestro grifo -si blanda o dura- teniendo en cuenta varios factores. Uno de ellos es si cuando te duchas, al salir te pica la piel. Un exceso de cal en el agua hace que se obstruyan los poros de la piel. Eso es debido a la concentración de la cal, que es especialmente nociva para la salud en general, pero sobretodo para la piel en particular.

 

¿Quieres saber más sobre nuestros DESCALCIFICADORES? SÍ QUIERO

 

El agua dura es enemiga de las pieles sensibles

Por eso, hay una relación directa entre el agua dura y las enfermedades de la piel. Las personas con problemas en la piel los acentúan cuando en casa tienen agua con un excesivo contenido en cal. Las consecuencias son eccemas y la aparición de la dermatitis atópica. Los síntomas más habituales de la dermatitis con la piel reseca y la comezón. Pueden aparecer erupciones cutáneas en la piel detrás de las rodillas, en los brazos, las manos, los pies, en el interior de los codos, etc… Si nos rascamos mucho la piel podemos sufrir enrojecimiento, hinchazón, rajaduras, secreciones varias, costras, escamas…

A todo ello se suma que los síntomas de estos picores son visibles. La solución es sencilla: instalar un descalcificador en casa te ahorra los problemas relacionados con el agua dura y te garantiza a ti y a tu familia un suministro diario de agua de calidad.

El agua con exceso de cal no sólo perjudica a nuestra piel como hemos visto, sino que también afecta al pelo. Las personas que tienen problemas en la piel y en el pelo deberían consultar a su dermatólogo acerca de las consecuencias negativas para la salud de tener un agua en casa excesivamente dura.

El agua con demasiada cal también es perjudicial para el sistema renal

Las compañías suministradoras de agua suelen emplear cloro para potabilizar el agua. El cloro, en pequeñas dosis, es un potente esterilizador, pero también tiene efectos negativos en la piel. Solo hay que recordar cuando vamos a la piscina. Un agua excesivamente clorada provoca irritación en los ojos. Para combatir los efectos de un exceso de cal o de cloro no tenemos otro remedio que incrementar el gasto en productos cosméticos.

Se considera que un agua es cálcica cuando tiene más de 150 miligramos por litro de calcio. El agua con un elevado nivel de calcio es muy mala para las lavadoras, las calderas y los lavavajillas, y también como hemos visto antes, para la piel y el pelo. Pero además, un agua con alto contenido en cal puede ser perjudicial para personas que tengan propensión a crear cálculos.

Los cálculos renales o las piedras son piezas sólidas de material que se forma en el riñón debido a sustancias que están presentes en la orina. Tomar agua baja en cal, de mineralización débil, acompañado por un tratamiento médico, son las dos soluciones que los doctores recomiendan. Si vives en una zona con terreno calcáreo, deberás optar por beber agua que tenga una menor cantidad de sodio y de calcio.

Un agua con exceso de cal y otros minerales resta poder de acción a los tensioactivos de los detergentes que hay en los jabones y otros cosméticos. Es decir, que si tuviéramos un agua más pura y menos cargada de cal y minerales, podríamos incluso gastar menos de la mitad de jabón para conseguir la misma limpieza. Por tanto, al gastar menos jabón tendríamos un doble beneficio: por un lado, menos dinero, y por otro, menos contaminación.

Elegir jabones y cosméticos naturales para cuidar la piel

A la hora de elegir un cosmético para limpiar e hidratar nuestra piel, debemos escoger siempre jabones y cosméticos naturales, que sean respetuosos con el PH de nuestra piel y mantengan el equilibrio de la epidermis. Conviene que leamos la información que nos proporciona el fabricante y solicitar consejo a nuestro farmacéutico, mucho más si tenemos algún problema de piel motivado por la sequedad, etc. En este sentido, si tenemos piel delicada siempre es mejor acudir a una farmacia que adquirir nuestros cosméticos en un supermercado cualquiera.

Después de una ducha siempre es bueno secarnos bien. El propósito de la ducha es limpiar la piel pero también hidratarla. No obstante con la ducha no es suficiente y puede ser que necesitemos aplicarnos alguna crema o leche corporal que nos haya recomendado nuestro farmacéutico. Como siempre, hay que optar por fabricantes de laboratorios que usen ingredientes naturales para nuestra piel.

 

trasladar el descalcificador

 

La temperatura del agua ideal en la ducha es entre 25 y 30 grados

Otra cuestión importante es en qué medida la temperatura del agua de la ducha afecta a la piel. Como sabemos, el agua caliente abre los poros mientras que el agua fría los cierra. Mucha gente recomienda lavarte con agua templada de manera que los poros se abran y haya una buena limpieza pero para cerrarlos acabar con un chorro de agua fría. Esta es una práctica habitual y desde luego, no es incorrecta.

Según los expertos, una ducha reparadora debería durar alrededor de cinco minutos, y la temperatura del agua debería ser de entre 25 y 30 grados. Es decir, lo que normalmente entendemos como agua “tibia”, unos grados por debajo de la temperatura corporal. El agua templada tiene efectos positivos no sólo en nuestra piel sino también en la circulación de la sangre. El agua a entre 25 y 30 grados es buena porque beneficia a la tersura y a la hidratación de nuestra piel, mejora la circulación y nuestro pelo lucirá más bonito.

Existe la creencia de que bañarse con agua muy caliente puede ser bueno, e incluso relajante. Hay gente que se toma un baño de agua caliente para desestresarse y como remedio para las contracturas musculares. Pero los beneficios del agua caliente no están nada claros. Nada más lejos de la realidad. Bañarse con agua caliente es muy dañino para tu cuerpo. Cuando te duchas con agua caliente estás perjudicando a la fina capa de grasa que hay en tu piel, la que tiene la función de prevenir que se evapore el agua de nuestro cuerpo.

El minuto final de la ducha, con el agua más fresquita

Al aplicar agua muy caliente en nuestra piel estamos contribuyendo a su mayor sequedad. Por consiguiente bañarse con agua caliente es un grave error porque estamos despojando a la piel de su barrera protectora natural y entonces seremos más propensos a enfermedades como dermatitis, infecciones, alergias, u otras. En el caso de que suframos algún tipo de enfermedad de la piel también deberemos evitar bañarnos con una temperatura del agua demasiado alta.

En cambio, sabemos que bañarse con agua fresca, por debajo de los 24 grados, es bueno para la circulación de la sangre, pero no conviene abusar de esta práctica. En general los médicos y especialistas sugieren que acabemos la ducha con un poco de agua fría, para cerrar los poros que se han abierto anteriormente con el agua a una temperatura más tibia. Remojándonos con agua fresca estamos beneficiando el flujo de la sangre, con lo cual irrigará de manera adecuada por todo el organismo. Ese minuto final con el agua más fresca en la ducha tiene muchos beneficios para activar los músculos.

0 comentarios en “¿Cómo afecta el agua dura a nuestra piel?”

    1. Muchas gracias por seguirnos. Si tienes cualquier duda acerca de la calidad del agua de tu casa, te recordamos que nuestros expertos realizan un análisis gratuito de la misma además de asesorarte sobre qué sistema es más adecuado. ¡Saludos!

    1. Hola Fernando,

      Para responder tu pregunta nos pondremos en contacto contigo lo antes posible y facilitarte información lo más precisa posible,

      ¡Saludos!

  1. Miguel angel Hermida moreira

    Hola, Sería posible que los cerquillos de las gotas de agua seca, después de lavar el coche en un autolavado a presion( esto es, con lanza a presión), sea debido al contenido de cal excesivo en el agua de este tipo de autoservicio? Gracias, Miguel Angel dsd Pontevedra. Salu2.

    1. Hola Miguel Ángel,

      Podría ser que las gotas queden marcadas después del lavado de coches. Hay muchos sistemas de autolavado, aunque los más avanzados disponen de agua Osmotizada para el aclarado final y ésta opción no deja cercos.

      Gracias por la consulta, ¡saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba