Mantén siempre tu cabello sano y sedoso

Muchas mujeres pueden notar cambios en la textura y condición del cabello a medida que envejecen, el cabello puede llegar a ser más seco, más grueso y más frágil.

Esto se debe en parte a que la producción de grasa un lubricante natural del cuerpo, disminuye a medida que envejecemos. Sin embargo, mantener una dieta rica en antioxidantes, calcio, vitaminas A, E y C, así como los ácidos grasos Omega-3 y por lo menos 2 litros de agua al día pueden ayudar a combatir este preocupante asunto.

La utilización de descalcificadores que eliminan la dureza del agua, puede ayudar a mejorar drásticamente el aspecto del cabello y la piel. El agua dura contiene altas cantidades de calcio, magnesio y hierro, que pueden causar la obstrucción de poros y dejar el cabello sensible y sin vida. El cambio a agua a suave y tratada, dejará su piel con una sensación suave y tersa y su cabello lucirá más sedoso y con vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba