Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

bebida refrescante

Aguas de verano, las bebidas refrescantes para tomar con la familia y amigos

Por más campañas publicitarias que hagan los fabricantes de bebidas refrescantes, no hay duda de que nada quita más la sed que el agua fresca. Las aguas de verano son una magnífica opción para compartir entre amigos y familia de manera saludable. Estamos en época de barbacoas, de comidas en grupo al aire libre, y las bebidas refrescantes más sanas e indicadas son las aguas de verano.

¿Quieres saber más sobre los equipos de ÓSMOSIS? SÍ QUIERO

 

Las aguas de verano no son más que una opción saludable y simpática para acompañarte durante esta época del año en la que hace tanto calor. Todos coincidimos en que no hay bebida más sana y beneficiosa que el agua, siempre y cuando provenga de agua osmotizada. Las bebidas refrescantes caseras, hechas con agua osmotizada, son la mejor opción para el verano.

Podemos poner varios ejemplos de aguas de verano: de naranja, de limón, de pepino, de frutos rojos … Probablemente te habrás dado cuenta de que muchos hoteles y restaurantes ofrecen a los clientes aguas de verano, que no son más que unas jarras de agua fresca a las que se les añaden unas rodajas y porciones de fruta, a modo de saborizante y aromatizante.

Aguas de verano muy naturales para el organismo

Lo más interesante de estas aguas de verano es que son muy naturales. En función de la cantidad de fruta que usemos para elaborar estas aguas de verano, puede ser que se conviertan prácticamente en una bebida con algún aporte de vitaminas y minerales. Es el caso de los cítricos que aportan vitamina C, que es muy indicada para fortalecer el sistema inmunológico. En el caso de que usemos frutos rojos estaremos enriqueciendo nuestra agua de verano con antioxidantes naturales.

Las aguas de verano se han convertido en los últimos años en una magnífica opción saludable, para compartir con amigos y familia. Además en este tipo de encuentros no suelen faltar niños, por lo que hay que predicar con el ejemplo y elegir alternativas sanas. Las aguas de verano son bonitas y atractivas, y gustan a todo el mundo.

Además de las frutas, las aguas de verano permiten muchas combinaciones ya que son muy versátiles. Sobre una base de agua osmotizada se puede “construir” cualquier bebida, siempre con la garantía de salud, ya que el ingrediente que usaremos siempre en mayor cantidad es el agua. También hemos visto que en materia de bebidas refrescantes aún no está todo dicho, y que hay camino para mejorar e innovar.

Aguas de verano donde reina la imaginación del chef

Las aguas de verano no tienen nada que envidiar a ningún cocktail, y lo que es más interesante, si no llevan alcohol pueden ser aptas para cualquier persona, pequeños, mayores, embarazadas, … Al estilo de los cocktails, en una jarra de aguas de verano cabe prácticamente cualquier ingrediente, siempre y cuando sea limpio y puro, y se adapte bien al medio que supone el agua osmotizada o purificada.

Además de las jarras de aguas de verano más tradicionales, hechas con frutas, no hay que perder de vista las bebidas de verano que incluyen algún tipo de infusión como el té, la tila, la manzanilla, e incluso otras hierbas o combinaciones de hierbas con propiedades relajantes, estimulantes o incluso medicinales.

También las plantas aromáticas y las flores han logrado hacerse un hueco en las jarras más simpáticas y refrescantes del verano. La ventaja de servir estas aguas de verano en formato jarra es que invitan a potenciar el papel del agua como bebida social, alrededor de la cual se forjan las amistades.

Dos litros de agua diarios también en el caluroso verano

Lo bueno de las aguas de verano es que puedes beber cuanto te apetezca, ya que es una bebida que no suele llevar alcohol y tampoco otros ingredientes poco saludables como el azúcar. Al ser una bebida en base a agua osmotizada, tienes todas las ventajas a nivel salud de beber el agua más pura. Además, al incluir algún tipo de fruta o hierba, tienen un impacto muy reducido y en ocasiones inexistente en cuanto a aporte calórico si lo comparamos con el alcohol.

En todo caso, podemos incluir estas jarras de aguas de verano dentro de los dos litros de agua que los médicos y nutricionistas recomiendan que bebas a diario. Así que de los seis u ocho vasos de agua que deberías beber en el transcurso del día, no hay problema en que parte de estos líquidos provengan de estas aguas de verano.

Para preparar unas estupendas aguas de verano sólo necesitas una jarra, agua osmotizada de la mayor calidad y los ingredientes que tu imaginación y tu buen gusto te permitan. Y es que las fiestas veraniegas no están reñidas con la salud y el bienestar de todos los integrantes de la familia.

 

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba