Soluciones para el tratamiento de agua | Culligan

agua-de-pozo

¿El agua de pozo es segura para el consumo?

En función de la ubicación de cada domicilio, se abastece de agua de la manera que le resulta más conveniente. El agua de pozo ha sido la manera con la cual tradicionalmente muchas casas se aseguraban el suministro. Hoy en día, las ciudades y los pueblos tienen sistemas de distribución de agua potable sofisticados y seguros, aunque aún quedan domicilios que se abastecen con agua de pozo. Si te preguntas si el agua de pozo es segura para el consumo, sigue leyendo para resolver tus dudas.

La principal problemática viene ocasionada por la falta de control y garantías sanitarias de cualquier agua que no provenga de los sistemas de distribución local. Gracias a las compañías de suministro de agua, los domicilios situados en ciudades o pueblos tiene asegurado que el agua del grifo reúne las condiciones óptimas para el consumo. El agua es potable porque ha sido tratada en una estación de tratamiento de agua antes de llegar a los hogares.

¿Quieres saber más sobre los equipos de ÓSMOSIS? SÍ QUIERO

 

Eliminar las sustancias nocivas del agua de pozo

En el agua de pozo no existe ningún organismo de control obligatorio ya que el pozo es una propiedad privada, por lo tanto, es el propietario el responsable de analizar el agua y realizar los controles pertinentes para conocer sus características y composición. Si el propietario no testea el agua de pozo, no podemos afirmar que sea apta para el consumo.

Aparentemente el agua de pozo puede ser buena y apta para el consumo humano. Es posible que hasta sea transparente y no tenga mal aspecto. Los microbios, virus y otros microorganismos no se ven a simple vista y sin embargo, en caso de ser ingeridos, pueden generar importantes riesgos para la salud. El agua contaminada es origen de problemas de salud no sólo en el tercer mundo, sino también en los países desarrollados, por ello es tan importante tener garantías de que el agua de pozo es apta para el consumo.

Test del agua para conocer las características del agua de pozo

Si en casa tienes agua de pozo deberás tomar una serie de medidas a modo de precaución. En el caso del agua de pozo lo que se suele hacer es llevar a cabo un test del agua para su potabilización. Mediante este tipo de examen podremos conocer cuál es la composición real del agua de pozo y qué cantidad y qué tipo de sustancias nocivas lleva ese agua. Para realizar este test del agua se toma una pequeña muestra de agua y se analiza en el laboratorio.

Una vez que los técnicos han llevado a cabo el análisis completo de la muestra de agua de pozo, se puede determinar qué problemas puede presentar para el consumo humano. Lo habitual en el agua de pozo es que tenga unos niveles elevados de determinadas bacterias, microbios y virus. Al igual que el agua que llega a los domicilios directamente de la red de suministro, el agua de pozo debe ser tratada para considerarse apta para el consumo humano.

Si en tu domicilio no llega el agua de la red de suministro y sólo dependes del agua de pozo, deberás realizar un análisis químico y bacteriológico mediante una muestra de agua y en función de los resultados obtenidos, aplicar los mecanismos pertinentes para la desinfección y purificación del agua, como instalar un sistema de filtrado de agua de ósmosis doméstica que perfeccionará el agua de pozo y permitir beber agua del grifo sin problemas.

El equipo de ósmosis que purifica el agua

Los equipos de ósmosis inversa contienen filtros de agua, la solución para retener bacterias y microorganismos que aún se encuentran en el agua y conseguir agua de calidad para beber o cocinar  y de gusto superior.

El agua de pozo llega tu domicilio cargada de sustancias nocivas para tu salud y bienestar, con el control, la potabilización y purificación mediante un equipo de ósmosis, liberamos el agua de cuerpos como microbios y bacterias que deseamos eliminar. Las membranas de los equipos de ósmosis separan el agua de aquellas sustancias que no interesan. Por muy pequeño que sea el tamaño de estos microorganismos, bacterias y virus, las membranas que construyen el equipo de ósmosis inversa hacen su trabajo. Mediante la presión osmóticas, conseguimos por un lado agua pura, y por otro, una pequeña cantidad con las sustancias nocivas que no son aptas para el consumo humano. Quieres saber ¿cuánta agua desecha un equipo de ósmosis inversa?

¿Te preocupa la calidad del agua de tu hogar?

Sal de dudas con un test gratuito del agua

Acepto recibir información, novedades y promociones.

Acepto la política de privacidad de la web

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba