Diseño modular para todos los caudales: sistemas disponibles en formaciones sencillas, en paralelo (dobles) y en serie (OFSY).

Los filtros Culligan son totalmente automáticos y todas sus fases de operación, como por ejemplo, el retrolavado, se controlan mediante unidades de control electrónico avanzadas.

Se utilizan tanques de acero al carbono de alta calidad (diámetros de 20 a 120 pulg.) con revestimientos epoxi de grado alimentario, debido a su alta resistencia y durabilidad, para conseguir una larga vida operativa .

Los filtros Culligan utilizan válvulas de diafragma de alta calidad para garantizar un control preciso: fabricadas de hierro fundido recubierto o plástico Noryl de alta resistencia para un funcionamiento fiable.

El sistema de boquilla y placa distribuidora inferior de Culligan garantiza un caudal uniforme durante los ciclos de retrolavado y servicio.

Equipos de filtración de Culligan

Culligan utiliza la filtración a presión mediante la cual el agua llega hasta los filtros y desciende través del lecho de filtración, donde será filtrada y se le eliminarán los contaminantes. El lecho se selecciona en función de los contaminantes presentes en el agua. Saber más sobre los productos para lechos de filtración de Culligan.

La tecnología para la filtración a presión de Culligan ofrece una mayor velocidad de filtración (m/s) que otras más antiguas, como los métodos tradicionales de filtración entre los que se encuentra la filtración por gravedad.

Utilice la tecnología de filtración con diferentes medios patentada por Culligan para eliminar la turbidez y los sólidos en suspensión. Utilice un lecho con varios medios de filtración con diferentes tamaños en lugar de una sola capa de arena.

Las ventajas del diseño con varios medios de Culligan son:

  • Incremento de la esperanza de vida: todo el lecho interviene en la filtración a diferencia de la filtración con arena que solo interviene la capa superior. Por ello la presión hace que la filtración ocurra más lentamente. Pero el material filtrante funcionará durante más tiempo antes de requerir el retrolavado.
  • Superficie requerida hasta un 60 % menor que en los filtros por gravedad y arena: gracias a unos rangos de velocidad de filtración mayores, el tamaño del equipo puede llegar a ser hasta un 60 % más pequeño que los modelos equivalentes de filtros de gravedad y arena.
  • Eficiencia energética: no requiere una mezcla de aire previa, a consecuencia de las diferentes gravedades específicas de cada capa del lecho, la fuerza de la gravedad las separa en capas individuales sin la necesidad de una mezcla de aire. Lo que incrementa su esperanza de vida.
  • Reducción o eliminación del uso de productos químicos: los diseños patentados por Culligan causan la agregación espontánea de los sólidos suspendidos, conocida como floculación espontánea, lo que a menudo supone que no se requiera la adición de productos químicos.

Medios de Culligan: la solución para todos los tipos de problemas del agua

La turbidez es una medida de la claridad del agua. El agua turbia puede tener un aspecto borroso u opaco, y también puede afectar al color del agua.
Entre las sustancias que causan la turbidez del agua se encuentran arcillas, limos, productos orgánicos e inorgánicos disueltos y microorganismos tales como bacterias y virus.

La solución de Culligan: el medio Filtr-cleer

Utiliza antracita y arena de sílice en lechos multicapa; Culligan es capaz de eliminar altos niveles de turbidez, sólidos en suspensión e incluso concentraciones bajas de metales pesados​​.

Una característica en común de los sistemas de abastecimiento públicos es el sabor y olor a cloro, lo cual se aprecia fácilmente. Esto es debido a que se usa el cloro para desinfectar el agua y así destruir las bacterias causantes de enfermedades y otros microorganismos perjudiciales que pueden estar presentes en el agua. Otra queja es el olor a “huevos podridos”, el cual se debe a aguas contaminadas con sulfuro de hidrógeno (H2S).

La solución de Culligan: medio Cullar

El carbón activo granulado se usa para quitar el cloro, el color, así como los olores y sabores tan desagradables que desprende, transformándola en agua cristalina y sin olor.
El uso de técnicas especiales de fabricación dan lugar a un carbón altamente poroso con un área superficial de 300-2000 metros cuadrados por gramo. Esta gran área superficial del carbón activo es la que adsorbe las sustancias que dan color y olor al agua.

Las principales causas de la acidificación del agua es la lluvia ácida debida a la emisión principalmente de óxidos de nitrógeno y azufre, procedentes de fábricas, vehículos y calefacciones. La acidez del agua causa la corrosión de tuberías y similares.

La solución de Culligan: medio Cullneu

El carbonato de calcio granular se utiliza para aumentar el pH del agua hasta niveles neutros.

La contaminación por arsénico de las aguas subterráneas con frecuencia se debe a causas naturales que producen altas concentraciones de arsénico en las profundidades del acuífero. Un estudio de 2007 encontró que unas 137 millones de personas de más de 70 países, entre los que se encuentra EEUU e Italia están probablemente afectadas por envenenamiento por arsénico al beber agua. Este envenenamiento puede llegar a ser crónico como resultado de beber agua contaminada de pozo durante un periodo de tiempo largo. La Organización Mundial de la Salud recomienda un límite de 0,01 mg/l de arsénico en el agua potable.

La solución de Culligan: medio Cullax

Este medio en concreto reduce los niveles de arsénico mediante la adsorción de arsénico y vanadio.

Aunque el hierro y el manganeso no se consideran un problema de salud en términos de agua potable pueden causar una serie de problemas secundarios entre los que se incluyen, problemas estéticos por manchas de color naranja o marrón en las tuberías y accesorios, aportan un sabor amargo y metálico, así como proporcionan una fuente de alimento potencial para la proliferación de bacterias que consuman hierro.

La solución de Culligan: medio Cullsorb Super Iron

Culligan utiliza un lecho multicapa con medios catalíticos selectivos para la eliminación del hierro y el manganeso. Antes de la filtración se oxigena y la regeneración del medio se debe al uso de determinados productos químicos.

Con frecuencia se encuentra en la superficie del agua a causa de fertilizantes y otros productos con alta concentración en nitrógeno.

La solución de Culligan: filtros biológicos

Diseñados específicamente para eliminar el amoníaco mediante la aceleración de la nitrificación a través del uso de bacterias sobre un lecho de cuarzo. Los biofiltros de Culligan también pueden oxidar y eliminar bajas concentraciones de hierro y manganeso.

Productos de filtración de Culligan


Arriba